Excite

Algunas de las mejores ciudades de montaña de España

Ahora que llega el verano, muchos se van a la playa a relajarse, descansar y desconectar. Pero muchos otros, deciden ir al interior y más específicamente, a la montaña. España cuenta con una gran variedad de ciudades y pueblos muy bellos y que son una gran opción. Son lugares para no olvidar, donde perderse y donde su patrimonio artístico, su historia y sus paisajes nos envuelven en una especie de sueño del que no queremos despertar.

En Málaga, Ronda.Enriscada en la sierra del mismo nombre, para Juan Goitisolo es una “ como una prolongación natural del paisaje, y a la luz del sol me pareció el lugar más hermoso del mundo“. Dividida en dos por el río Guadalevín, creando un corte de unos 100 metros de profundidad, su laberinto de calles que nos trasladan a su origen árabe, cada rincón de Ronda es un lugar especial. Un destino al que hay que ir al menos una vez en la vida.

Cangas de Onís, en Asturias, situada a los pies de los Picos de Europa, tiene como puerta de entrada, un puente medieval (si, no nos equivocamos, no es romano) del que cuelga una reproducción de la Cruz de la Victoria. Entre sus placeres, beber una “sidriña“ mientras degustamos el queso Gamonedo, que nos darán fuerza y energía para recorrer este paraje natural y único.

Altea, Alicante. El Mediterráneo nos regala este encanto blanco. Sus casas encaladas, trepan, creando una luz única que tiene su culmen en la cúpula de su iglesia parroquial. Repetimos, la luz. Eso es Altea. Aunque, no debemos desdeñar el romanticismo de su noche, sus tradicionales oficios de la mar o sus tradiciones artesanas. Desde Altea la Vella se puede iniciar una ruta que pasa por la fuente del Garroferet y culmina en la sierra de Bèrnia. Uno de los caprichos que nos ofrece Altea, es disfrutar de su noche subacuática. Una experiencia única.

FOTOLAGERÍA: Mallorca, mar y montaña

Torla– Ordessa, Huesca. Aragón nos regala esta puerta al Valle de Ordesa, perteneciente al Parque Nacional de Ordesa y a Monte Perdido. Con algunos de los paisajes de montaña más bellos de España, este reducto medieval, con sus iglesias, sus retablos, casonas y su castillo, están detenidas en el tiempo. Su arquitectura, típica del Pirineo, con tejados de pizarra , chimeneas con “espantabrujas“ y ventanas geminadas, es un espacio protegido y declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco y Reserva de la biosfera.

Patones de Arriba, Madrid. Uno de los mayores encantos de Madrid, es realizar la ruta por los Pueblos Negros. Conocidos así por su arquitectura a base de pizarra, Patones de Arriba es el mejor ejemplo. Su fama ha llevado a que los fines de semana los coches tengan prohibido el acceso al interior del pueblo, ganando en tranquilidad, belleza y magia.

Aínsa, Huesca. Si, Huesca nos ofrece otra maravilla en la zona del Pirineo. En la comarca de Sobrarbe, Aínsa es desde 1965 Conjunto Histórico– Artístico. Este pueblo rodeado de reservas naturales del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Valle de Bujaruelo, el Parque Natural Posets Malaceta, el Parque Natural de los Cañones y la Sierra de Guara, Aínsa es un lugar estratégico como punto de partida para aventurarnos en el Pirineo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017