Excite

Kreuzberg, el Berlín más hipster

Si eres uno de esos tipos que se pasea con sus barbas, bigotes, gafas de pasta y camisas de cuadros por barrios como el madrileño de Malasaña o el barcelonés de El Raval, estás tardando en conocer Kreuzberg, el barrio de Berlín más hipster y moderno por excelencia. Y además (o a pesar) de eso, rematadamente divertido y variado.

Turcos, punkis, cerveza y arte

Y es que Kreuzberg se ha convertido en los últimos años en la gran referencia subcultural y postmoderna de la capital de alemania. Un barrio que se resiste a convertirse en "uno más" y en el que conviven las contradicciones que conforman Berlín.

Siendo como es el barrio turco por excelencia de Berlín, sus calles empedradas y sus balcones antiguos contrastan con el aroma perenne de los kebabs y falafels, mientras que el turco y el alemán se escuchan tan a menudo como los diferentes acentos de inglés que usan los turistas que visitan el berlín más hipster.

Reciclando espacios

Otra característica esencial de Kreuzberg es el aprovechamiento que han hecho diferentes colectivos artísticos y empresariales de locales que tenían un uso completamente distinto en el pasado industrial de la zona. Así, la sala de concierto Lido (en la Curvystrasse) era antiguamente un cine.

Lo mismo ocurre con el restaurante y "biergarten" Das Edelweiss, situado en el parque de Görlitzer. Aunque actualmente este local está abarratado de gente comiendo schnitzel y bebiendo cerveza, hasta hace no muchos años servía como estación de tren.

The Wye, por último, es otro ejemplo del reciclaje de espacios de esta zona de Berlín. Una ruinosa oficina de correos se ha convertido en punta de lanza del arte de vanguardia de la ciudad, con su taller de ideas y diferentes espacios para desarrollar talento y exposiciones.

El río como parte integral del barrio

Entre las cosas que ver y disfrutar en el barrio de Berlín más hipster, no hay que olvidar las que se encuentrar en la orilla del río Spree. Como los grafittis del italiano Blu, que decoran las fachadas descascarilladas cercanas al puente Oberbaumbrücke, otro de los puntos imprescindibles. O la Badeschiff, una piscina flotante en medio del rio en la que no podemos faltar en verano.

En resumen, muchos encantos en un barrio al que quizá pronto se le añadan los encantos de los coffe shops al estilo de Amsterdam para ser el perfeto paraiso de los "modernos" de toda Europa.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017