Excite

Capadocia, el valle encantado de Turquía

  • © Getty Images

Es el valle encantado de Turquía. Capadocia es el cuento de hadas para todos los viajeros que la visitan. Su imagen más reconocible es la de sus cónicos pilares sobresaliendo de los valles. Un espectáculo que los turcos llaman Chimeneas de las hadas.

Capadocia, que significa tierra de hermosos caballos, es famosa por estas altas columnas de piedra, que pueden llegar a los 40 metros, coronadas por una roca cónica, de formas caprichosas, que se formaron por la lava de cinco volcanes que hace millones de años cubrieron su superficie. Con el paso del tiempo, el paisaje parece salido de un cuento de hadas.

Cuentan las leyendas turcas que esta región, situada en la Anatolia Central, estaba habitada por hombres y hadas, hasta que una vez dos de ellos se enamoraron, lo que provocó el enfado de la reina de las hadas, que las convirtió a todas en palomas, las encerró en esas estructuras de piedra y castigó a los humanos a cuidarlas.

En casi todo el territorio de Capadocia se pueden ver chimeneas de las hadas, aunque hay algunas agrupaciones muy espectaculares, como las de Pashaba o las del Valle del Amor, con “chimeneas con gorro”, un valle de fantasía plagado de chimeneas de formas diferentes.

FOTOGALERÍA: Capadocia: las imágenes encantadas de Turquía

La Anatolia Central es única en el mundo por su geología especial, de rocas calcáreas que, tras millones de años, el agua y la erosión eólica ha configurado un paisaje sobrenatural. No en vano, en 1985 toda la Capadocia fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Los turcos han sabido aprovechar este espectáculo de la naturaleza, que hoy día cuenta también con cuevas artificiales convertidas en hoteles, salones de té o restaurantes. Todo en un área de unos cincuenta kilómetros.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017