Excite

¿Cómo es la vida en Corea del Norte?

Para saber cómo es la vida en Corea del Norte no podemos basarnos en lo que nos cuentan los portavoces de un Gobierno que practica el régimen en el país y censura cualquier conducta que no considera positiva para su imagen de cara al exterior. Conseguir entrar en el país y tener total libertad de movimientos para informarse también sería complicado por el continuo control de las autoridades sobre lo que tienen que decir los ciudadanos. Por ello, una de las mejores opciones es conocer el relato de alguien que ha estado allí y haya vuelto para contarlo.

    Twitter

El relato de Suki Kim

En 2011, la periodista y escritora surcoreana Suki Kim, viajó a Corea del Norte haciéndose pasar por profesora de inglés de un grupo de 300 jóvenes de 20 años, todos ellos hijos de la élite del régimen de Pyongyang. Kim fue anotando sus experiencias en un diario registrado en un pen drive que siempre llevaba consigo.

En el libro que escribió cuando salió de Corea del Norte, Sin ti no hay nosotros, Kim explica que se trata de un país donde las personas no son consideradas personas, sino que todos son soldados preparados para servir al Gran Líder. La periodista dice que lo que más impacta es descubrir que la gente se ha acostumbrado a vivir evitando decir lo que no debe, oír lo que no conviene y pensar lo que no les permiten.

Para Suki Kim, si alguien de fuera viaja a Corea del Norte sentirá la experiencia de que ha volado al sitio más triste y deshumanizado de la Tierra. Nada más bajarte de un avión allí te obligan a dejar allí el pasaporte, el teléfono móvil y cualquier sistema que pueda servir para conectarse con el exterior.

Gracias a Kim, sabemos que los profesores en Corea del Norte solo pueden salir del campus un día a la semana, y siempre acompañados por guardias. Además, dentro de los centros también existe vigilancia permanente a todas horas. En cada centro existe lo que se conoce como 'el pensador', que es una persona que te 'guía' controlando todos tus movimientos y diciéndote qué tienes que hacer y decir y qué no. Su función se aplica sobre los nativos y también sobre los visitantes.

En Corea del Norte el Gobierno lo controla todo. Se graban las clases por si se dice algo que no se debe y se escuchan todas las conversaciones telefónicas. Lo peor según Kim es que la gente lo ve normal porque se han acostumbrado a vivir así. La consecuencia es que todos hablan con todos pero nadie se fía de nadie.

FOTOS: 10 conductas que están penadas con la muerte solo en Corea del Norte

Además, la personas allí no saben nada del mundo exterior. Desconocen lo que es Internet, no saben que las televisiones pueden sintonizar más de un canal, ni lo que es una tarjeta de crédito. No conocen ni las pirámides, ni la Torre Eiffel, ni la Alhambra, ni el Taj Mahal. Eso sí, tienen un 'intranet' donde solo circula información que el Gobierno considera apropiada.

En resumen, la manera de vivir en Corea del Norte haría entrar en shock a cualquier personas que vive en otro país, pero allí está normalizada, y eso para Kim, es muy triste. La periodista surcoreana define el país como "un cementerio de muertos en vida".

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

    Twitter

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017