Excite

Cómo evitar robos durante las vacaciones

Si tenemos pensado irnos de viaje, debemos saber cómo evitar robos durante las vacaciones. Es importante asegurar nuestros objetos de valor en las zonas con más afluencia de gente como son los museos, el centro de las ciudades, las playas y las zonas de tapas al aire libre.

    @LaVozdeGijon - Twitter

Evitar a los carteristas

Llevar la cartera en un bolsillo delantero donde la sintamos es siempre mejor que tenerla detrás. Si la colocamos en un lugar de difícil acceso como el interior de una chaqueta también puede ayudar. Es aconsejable no perder el contacto con ella e incluso podemos guardar las tarjetas de crédito, de identidad y el el dinero en un bolsillo diferente por si consiguieran robarnos la cartera.

No hay que olvidar extremar las precauciones en los lugares más concurridos y palpar los objetos de valor si alguien nos aborda para preguntarnos cualquier cosa. Esto es fundamental, porque muchos carteristas trabajan en equipo e intentan distraer nuestra atención para robarnos más fácilmente.

También debemos aprovecharnos del cierre de seguridad de las maletas de viaje. En el caso de las mochilas podemos comprar un pequeño candado para cerrar con llave el punto donde se tocan las dos cremalleras. También debemos ponerlas entre nuestras piernas cuando estemos sentados e incluso podemos pasar una de las asas por debajo de un pie para que quede enganchada en caso de tirón inesperado.

Cuidado con el móvil

Cada vez más personas poseen un teléfono smartphone de última generación. El hecho de hacernos inseparables del móvil ha propiciado que salgamos a la calle, hasta para comprar el pan, con más de 100 euros encima, como mínimo. Cuando estamos de vacaciones queremos llevarnos el teléfono móvil para estar en contacto con los nuestros, hacernos fotos y, muchas veces, compartirlas en las redes sociales.

Este aparato es el mayor de los caramelos para los carteristas, por eso debemos de tener sumo cuidado con su uso. Si no podemos evitar dejarlo en casa o el hotel debemos llevarlo con más cuidado que la cartera aún. En los bares y restaurantes hay que evitar dejarlo sobre la mesa cada vez que lo miramos o hacemos una foto. Cualquier despiste y el móvil sería historia.

La playa

En este lugar sí que es fundamental no llevarnos el teléfono móvil, pero seguramente sintamos la obligación de tenerlo encima por esa incapacidad de desconectar de las redes sociales sumado a la extimidad que nos mueve a contarle al mundo cómo nos lo estamos pasando. En ese caso lo mejor es buscar un buen sistema de seguridad. Existen muchos productos que se venden como falsas cremas bronceadoras y otros artículos típicos de la playa que pueden venirnos muy bien para esconder el móvil, la cartera y las llaves del coche.

VÍDEO: Una superabuela se lía a bolsazos con unos ladrones

Por otra parte, cuando vamos al agua se recomienda encarecidamente avisar a alguien cercano a nuestro sitio de que vamos a darnos un baño y si podría "echar un ojo" a nuestras pertenencias. Y es que en un estudio social se demostró que si vamos al agua y no advertimos a nadie de que vigile nuestras cosas, las probabilidades de que un robo tenga éxito aumentan notablemente. De la otra manera la persona que ha sido avisada llamará la atención al ladrón, cosa que no haría si no le decimos nada.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017