Excite

Copenhague. Del centro comercial a la zona alternativa

Dos de las principales atracciones de la capital de Dinamarca encierran espíritus totalmente opuestos. Por un lado, la famosa calle comercial Stroget, espíritu del capitalismo y el libre mercado y, por otro, el barrio autónomo de Christiania, una comunidad creada en 1971 en unas antiguas barracas militares que ha sido con el paso de los años sinónimo de lo mejor y también lo peor de Copenhague. Quien crea que en la capital danesa no pasa nada, está muy equivocado. Descúbrelo.

Stroget ha sido comparada a Oxford en Londres o a los Campos Elíseos en París. Se trata de la arteria comercial principal y teniendo en cuenta las dimensiones de la ciudad, es una de las calles comerciales más grandes de Europa. Disfruta de las últimas tendencias allí y en sus calles adyacentes en donde encontrarás los productos más económicos. Abarrotada durante el día y los fines de semana.

Fotos: Copenhague. La ciudad serena

En Christiania puedes asistir a uno de los escasos barrios autoregulados de Europa. La comunidad nació en 1971 y ha ido creciendo hasta convertirse en uno de los grupos más fuertes y con más peso en la política de la ciudad. Hasta hace unos años las drogas eran legales en un lugar en el que los coches están prohibidos así como la violencia y las armas. Los habitantes tienen sus propias leyes y muchos de ellos partipan en compañías de teatro o bandas de música. No te pierdas una visita a este curioso lugar.

Tampoco puedes abandonar la ciudad sin visitar su postal más famosa, la sirenita . No te esperes una escultura monumental, pero sí entrañable. La sirenita lleva anclada en el puerto desde 1913 y prácticamente cada década ha sufrido algún destrozo importante, con decapitación incluida, aunque allí sigue y allí la podrás contemplar.

¿Crees que sólo existe un barrio latino y es el de París? Copenhague también dispone de su propio barrio latino también vinculado a la universidad y con mucho que ofrecer como decenas de restaurantes, galerías y librerías de segunda mano. Recorre sus calles en tu viaje a Copenhague y no olvides divisar la ciudad desde lo alto. Lo puedes hacer en la torre de Rundetarn, sita en el barrio y que se eleva 35 metros.

Imagen: “kieran lynam”, en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018