Excite

Déjate seducir haciendo turismo por la ciudad de Faro

Si nos encontramos de visita en el Algarve portugués, merece la pena por un día descansar del sol y dedicarnos a hacer turismo en Faro, una de las regiones más bonitas de Portugal. Nuestro recorrido puede comenzar en el Arco de la Villa, una de las puertas de la antigua muralla, en la que en el siglo XIX se construyó una gran entrada monumental.

Dentro del recinto amurallado, del que forma parte el Castillo, encantadoras calles estrechas te conducirán hasta la Plaza de Alfonso III, donde la estatua de este rey recuerda la conquista de la ciudad en 1249. En el lugar en el que hasta entonces había habido una mezquita hoy se alza la Catedral de la ciudad, la , de estilo barroco y renacentista.

En esta zona merecen también una visita la Iglesia de la Misericordia, así como el elegante Paço dos Bispos. En los bonitos claustros del Convento de Nuestra Señora de la Asunción tendremos la oportunidad de retroceder en el tiempo hasta la época romana, visitando el valioso patrimonio del Museo Infante Don Hernrique.

Fuera de este perímetro, Faro se descubre un tanto diferente, ya que fue totalmente renovada después del terremoto que la asoló en 1755, por nobles y burgueses que construyeron palacios y casas señoriales, o solemnes edificios como el romántico Teatro Lethes.

Otro lugar muy interesante es el Centro Ciencia Viva, un espacio donde se invita al visitante a descubrir un mundo real y virtual, que gira en torno al sol. Desde Faro, además, es posible contemplar las salinas y las islas arenosas que separan la ciudad del Atlántico, y que integran la Reserva Natural de la Ría Formosa.

¿Imaginabas que podías visitar tantas cosas dedicando unas horas a hacer turismo en la bella localidad de Faro? Ahora sabes que hay todo un mundo de historia y de tradiciones que te esperan en la capital del Algarve portugués, sólo tendrás que decidir cuándo quieres ir.

Imagen: wikipedia.org

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017