Excite

El Empire State también quiere ser ecológico

El Empire State Building es ya uno de los edificios más emblemáticos del mundo. Fue el edificio más alto del planeta desde su construcción en 1931 hasta que le superó la torre norte del World Trade Center en 1971. Ahora de nuevo tras la caída de las torres gemelas vuelve a ser el edificio más alto de Nueva York y además se está planteando convertirse de nuevo en modelo, en este caso de edificio ecológico.

El nuevo plan que se ha propuesto el Empire State Building tiene como objetivo reducir en más de un tercio la cantidad de energía que consume. De esta manera el gigante del horizonte de Nueva York ahorrará una nada despreciable cantidad de 4,4 millones de dólares al año, lo que supone el 38% del presupuesto que se gasta en energía.

Convertirse en un edificio verde le costará al Empire State la suma aproximada de unos 500 millones de dolares, una inversión que el dueño del edificio pretende amortizar al convertirse en un edificio más atractivo por las empresas inquilinas que en él se quieran establecer.

Para llevar a cabo su plan ecológico, el Empire State ha contado con la ayuda de la Fundación Climate Initiative del ex-Presidente de los Estados Unidos Bill Clinton, que ha contribuido a la financiación del proyecto. El ex-Presidente estadounidense así como el alcalde de Nueva York consideran que la remodelación ecológica del edificio será un modelo a seguir para otros edificios de estas características en todo el mundo.

Los trabajos que se realizarán para la optimización de la energía del edificio se centrarán en recubrir las 6.500 ventanas del Empire State de una fina película fotosensible que aportará mayor luz al interior. Además se cuenta también con el aislamiento de los radiadores, la mejora de los sistemas de ventilación, iluminación y aire acondicionado.

Imagen: John Morton en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018