Excite

El gusto por la decadencia italiana

Nápoles representa como pocos lugares en Europa el contraste entre lo contemporáneo y la decadencia. Este contraste es el que hace que al desembarcar de los vuelos que nos transportan a la ciudad italiana nos invada inevitable e instantáneamente un sentimiento bien de amor, bien de odio hacia la ciudad.

La decadencia de Nápoles es posiblemente comparable sólo a la decadencia de Lisboa en Portugal. Sin embargo y una vez salvada esta primera barrera, la de la fachada que presenta la ciudad, el viajero se encontrará un bonito y animado destino turístico en el que la decadencia forma parte de su encanto, cuando no es su principal atractivo.

Nápoles además se encuentra hoy conectada por numerosos vuelos con otras ciudades del resto de Italia y de Europa. Varias compañías aéreas, incluso de vuelos de bajo coste, llegan al aeropuerto de Nápoles por precios que valen la pena incluso para una escapada de fin de semana o unas mini vacaciones de 3 o 4 días.

Desde España tanto Vueling como Easyjet conectan diferentes ciudades españolas con Nápoles. En concreto los vuelos de Easyjet conectan Madrid e Ibiza con el aeropuerto napolitano. Por su parte las conexiones directas de vuelos de Vueling con Nápoles se limitan exclusivamente a Barcelona.

Por último y gracias a simples conexiones de vuelos también se puede alcanzar Nápoles vía aérea desde otras ciudades españolas. Este es el caso de Lufthansa o incluso Ryanair que partiendo de diferentes destinos españoles y con una sola escala se puede llegar a Nápoles en menos de 4 horas y a precios realmente competitivos.

Imagen: Leandro's World Tour en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018