Excite

El piloto del vuelo 4U 9525 de Germanwings accionó el descenso del avión queriendo

  • Getty Images

La investigación sobre el accidente de Germanwings en Los Alpes franceses sigue su curso y los últimos datos revelan que uno de los pilotos accionó deliberadamente el descenso del avión y no dejó entrar a su compañero en cabina.

El análisis de la fiscalía de Marsella, que investiga el caso, estima en base a los datos obtenidos en la caja negra encontrada en la zona del siniestro, que el copiloto de la aeronave se atrincheró en la cabina, no dejando pasar al piloto e iniciando el descenso del Airbus.

Así, los investigadores consideran obvio que el copiloto inició el descenso del avión con la única intención de destruirlo. Además, esta maniobra solamente se puede realizar de forma voluntaria, por lo que se descarta el fallo humano.

Los primeros indicios apuntan a que el copiloto -Andreas Lubitz, de nacionalidad alemana, 28 años y 630 horas de vuelo- no tiene vinculación con ningún grupo terrorista, por lo que de descarta la tesis de que actuara influenciado por el Estado Islámico u otra organización similar. La fiscalía también informa que durante los últimos diez minutos del trayecto no se escucha palabra alguna.

Los principales medios de todo el mundo se hacían eco de la información del New York Times en la que se apuntaba a que uno de los pilotos había salido de la cabina y no pudo volver a entrar, aunque no se especificaba el motivo.

FOTOGALERÍA: Las imágenes del accidente

La tesis del accidente deliberado o suicidio estaba cobrando mucha fuerza hoy, después de que la teoría fuera sugerida debido a que el descenso del avión fue a un ritmo similar al que se realiza un aterrizaje convencional en Tierra.

Hay quienes ya comparan esta tragedia con la del 11 de septiembre, afirmando que la historia de la aviación y la seguridad cambiarán para siempre después de estos hechos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017