Excite

El tiempo en Brasil durante el Mundial de 2014

  • © Getty Images

Ya quedan pocos días para que dé comienzo el Mundial de Brasil, un evento que aunque se celebra en pleno invierno brasileño, está dando más de un quebradero de cabeza a seleccionadores de numerosos países. Y es que el invierno en Brasil, que dura desde junio a agosto, presenta temperaturas que varían entre los 2 grados del sur (Porto Alegre y Curitiba) y los 30 grados del norte (Manaus, Fortaleza, Natal o Recife).

Por eso, a las quejas por las grandes distancias entre unas sedes y otras, se une ahora el descontento por el tiempo tan extremo. De hecho, el Sindicato Internacional de Futbolistas (FIFPro) ha manifestado en varias ocasiones la preocupación por la salud de los jugadores ante las elevadas temperaturas que puede haber en zonas tropicales. Otro problema es la humedad que, en Manaus por ejemplo, llega al 80% y en Sao Paulo, al 60%.

Con estas condiciones y a las 13:00 horas están previstos que se celebren un total de 24 partidos, de los 64 que se jugarán desde el 12 de junio. Por eso, el sindicato ha pedido a la FIFA que haya tiempos muertos adicionales para que los jugadores se refresquen.

FOTOGALERÍA: Los estadios del Mundial de Brasil 2014 en imágenes

Según los expertos, las condiciones meteorológicas tan extremas se convertirán en una dura carga para el organismo de los jugadores, que tendrán que recorrer ciudades con fuertes cambios climáticos y no contarán con los tres días que el cuerpo necesita para adaptarse a un nuevo clima. Los turistas, por su parte, solo tienen que recordar ese punto, beber agua para estar bien hidratados y llevar tanto el bañador como el chubasquero. Es lo que tiene el clima tropical .

Publicado por María Rey - Perfil en Google+ - Leer más artículos de María Rey

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017