Excite

Estaciones de tren de Madrid: Una ruta ferroviaria por Chamartín, Atocha, Delicias ...

Aunque pueda sonar extraño, las estaciones de tren son, en muchas ciudades, puntos de visita obligada para cualquier turista que se encuentre en ellas. La capital de España, con maravillas como el Museo del Prado o el Palacio Real, no es en este caso una excepción. Y es que merece mucho la pena conocer las estaciones de tren de Madrid.

Estaciones en uso y reliquias del pasado

La primera etapa en esta ruta sobre rieles a través de las estaciones de tren de Madrid nos lleva hasta la plaza del emperador Carlos V, lugar donde se sitúa la Estación de Atocha. Inaugurada en 1851 como Estación del Mediodia, fue la primera de la ciudad que podía clasificarse como tal. La estación ha sido remodelada y ampliada en diferentes ocasiones desde entonces, hasta conformar su aspecto actual, en el que en realidad son tres estaciones en una: Madrid-Puerta de Atocha, Madrid-Atocha Cercanías y Atocha Renfe (estación de metro).

Con más de 80 millones de pasajeros al año, además del propio edificio (con una nave central diseñada por Alberto Palacio, un antiguo colaborador de Gustave Eiffel), la estación destaca por el impresionante Jardín Tropical que alberga en su interior. En dicho jardín, situado en el interior de la estación a modo de un gran invernadero, podemos encontrar hasta 500 especies animales y vegetales, destacando los peces y galápagos. Destacar, por último, que Atocha quedó marcada para siempre por los terribles atentados del 11 de Marzo de 2004, un hecho que se recuerda con un monumento en el exterior de la estación.

Chamartín y las estaciones en desuso

La estación de Chamartín, situada en la zona norte de Madrid es actualmente la segunda estación en importancia de la Villa y Corte madrileña. Mucho menos vistosa que su "hermana mayor" de Atocha, Chamartín tiene, no obstante algunos atractivos. Como por ejemplo, las Naves del Ático, un espacio para galerías de arte que acoge exposiciones de corte contemporáneo.

Las estaciones que actualmente no tienen tráfico de pasajeros en Madrid también tienen su miga. Es el caso de la antigua Estación del Norte, también conocida como Príncipe Pío, que se ha convertido en un centro comercial pero cuyo vestíbulo principal ha quedado abandonado y aún evoca imágenes de antiguos trenes, o el de la Estación de Delicias, transformada hoy en el flamante Museo del Ferrocarril y parada obligada para los amantes de este medio de transporte.

Estación de Chamberí: No sólo de tren vive el hombre

Además de las estaciones de tren de Madrid, algunas de las cuales podrían competir con las más bonitas del mundo, también es muy recomendable visitar la estación fantasma de Chamberí. Esta antigua parada de metro de la línea 1 se cerró al tráfico de pasajeros en 1966 y durante 40 años permaneció abandonada, un hecho que permite que hoy en día y rehabilitada como museo, podamos disfrutar de ella en un impecable estado de conservación.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017