Excite

Experimentar el turismo de aventura en invierno

El turismo de aventura ha dejado de ser exclusivo dominio del verano y el buen tiempo. Ahora se puede practicar turismo de aventura desafiando al extremo frío de la estación en la que nos encontramos, es decir el invierno.

Numerosas son las propuestas que nos transportan a helados parajes donde también nos podemos sentir como Robinson Crusoe o Cocodrilo Dundee pero a 20 o incluso 40 grados bajo cero. Hacia este sentido tiran propuestas como andar sobre el mar helado, pescar en las congeladas aguas del Mar Báltico, construir nuestro propio iglú para después alojarnos en él...

Las propuestas que la industria turística de aventuras ha desarrollado también para los exploradores invernales son cada vez más numerosas. De hecho son cada vez más populares las expediciones a parajes helados de los países nórdicos como Suecia, Noruega, Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania y Rusia, u otros destinos invernales como Mongolia, Nueva Zelanda, Chile o Argentina.

Paseos con esquís que se hacen eternos a lo largo de paisajes que parecen siempre los mismos, recorridos en trineos tirados por huskies siberianos, estancias con esquimales... Todas las experiencias de este turismo de aventuras tienen como denominador común el frío.

Si estamos dispuestos a embarcarnos en una de estas experiencias, es conveniente recordar que en algunos momentos el frío llega a ser tan intenso que suele descargar las baterías de los teléfonos móviles y cámaras digitales en unos simples minutos. A pesar de todo la aventura está asegurada, y en todo caso seguro que con este tipo de turismo encontramos experiencias extremas que en el fondo en lo que siempre buscamos.

Imagen: guspatagonico en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018