Excite

Formentera, auténtico espíritu balear

Seguro que todavía recuerdas los inolvidables paisajes que Julio Medem nos mostró en Lucía y el sexo, donde una sensual Paz Vega dejaba la gran ciudad para refugiarse en una tranquila isla del Mediterráneo. ¿Sabías que esa isla era Formentera? Muy cerca de las famosas Mallorca, Menorca e Ibiza se encuentra esta pequeña isla, cuyos rincones llenos de encanto están esperando a ser descubiertos.

A la pitiusa sólo es posible llegar por barco, ya que carece de aeropuerto. Esto hace que posea un carácter de verdadera isla y que sus habitantes hayan fomentado su autoabastecimiento desarrollando muchas variedades de artesanía, alejándola así de la contaminación y las actividades industriales e involucrando al viajero en este espíritu de convivencia con la naturaleza y los modos de vida tradicionales.

La transparencia de sus aguas propicia la práctica del submarinismo, no en vano la Reserva Marina dels Freus de Ibiza y Formentera es el único espacio natural del Mediterráneo declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Pero además de esto, es posible recorrer la isla a pie o en bicicleta -ya que sólo mide algo más de 83 kilómetros cuadrados-, gracias a los circuitos verdes, que nos permitirán visitar tranquilamente lugares insólitos y llenos de encanto natural. No debemos perdernos Punta Pedrera, los faros de La Mola (monumento a Julio Verne) y Cap de Barbaria o Estany des peix.

Formentera. El último paraíso de las Baleares

Llama la atención la manera en que los habitantes han sabido adaptarse al territorio, destacando la arquitectura tradicional de la isla, los muros de piedra y las higueras, auténticas esculturas naturales. Es posible visitar restos de todas las civilizaciones que han pasado por la isla: romanos en Can Blai, megalíticos en Ca na costa... así como diversas torres defensivas. El Camí de sa pujada es un camino empedrado que transcurre por un paisaje espectacular, desde Es caló hasta el mirador.

La principal ciudad de Formentera es Sant Francesc, en el centro de la isla. La temperatura media anual es de 18 grados, lo que hace que los veranos sean cálidos y los inviernos bastante suaves, por lo que cualquier época del año es propicia para visitar la isla, destacando la temporada estival si se desea disfrutar del mar.

Imagen: "planeta roig" en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017