Excite

Hobart, el carácter inglés en las Antípodas

Hobart, la capital de Tasmania, el pequeño estado insular de Australia, es una ciudad de contraste. La ciudad en sí parece una copia a imagen y semejanza de las ciudades inglesas de la época victoriana de las que se inspira. El contraste lo aporta las verdes campiñas que bien podrían encontrarse también en Irlanda, salvo que aquí están acompañadas de los típicos eucaliptos australianos.

Hobart, a pesar de su remota ubicación, fue la segunda ciudad que se fundó en Australia después de Sydney. Aquí llegaron los convictos ingleses para crear una nueva sociedad en la que redimir errores del pasado. Allí se encontraron los árboles más antiguos, los pinos huon, eucaliptos de más de 90 metros de altura, a los hoy casi extintos diablillos de Tasmania, bosques tropicales y precios parajes de montaña.

Hoy en día Hobart ofrece un destino de vacaciones diferente, alternativo y apartado del resto del mundo. La ciudad sorprende por su ambiente tranquilo y animado. Hasta aquí tuvo que llegar en algún momento de su comienzo algún salmantino que dio nombre a la parte de la ciudad conocida como Salamanca.

En Salamanca al igual que el resto de Hobart se pueden encontrar rincones que transportan a la Inglaterra del S.XVIII. Incluso el ambiente y las mercancías que se pueden encontrar en el Salamanca Market hacen viajar al pasado de lugares no tan lejanos en los que pequeñas casas victorianas e iglesias protestantes decoran el paisaje urbano de la mayor ciudad tasmana.

Imagen: bratha en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018