Excite

Descubre el intercambio de casas para las vacaciones

Los hoteles, apartamentos y cámpings son los alojamientos elegidos normalmente para los desplazamientos vacacionales, pero hay otras alternativas para poder dormir y alojarse durante ellas. Existe un gran movimiento de intercambio de casas para las vacaciones, que se produce en todo el mundo y permite ahorrar dinero y disfrutar de una casa particular en el viaje.

Una familia en tu casa mientras disfrutas de la suya

El intercambio de casas en vacaciones se ha popularizado los últimos años gracias a internet y permite ahorrar mucho dinero. Esta forma de comunicación favorece que dos personas en partes alejadas del mundo se pongan rápidamente en contacto y realicen el intercambio sin problemas y con eficacia.

Es una forma de disfrutar las vacaciones en los países del Norte de Europa, que se ha popularizado por el resto del mundo, y que ha llegado a España con mucha fuerza.

Hay varias agencias on line que organizan este tipo de actividades desde hace años. Intercambiocasas.com es una de las más veteranas, y en su web se pueden ver numerosas ofertas de familias que han puesto su casa en este peculiar mercado.

En el intercambio de casas, una familia se aloja en la casa de otra familia que la ha ofrecido, mientras esta hace lo mismo en la vivienda de la que vive esos días en la suya, comportándose ambos como si la casa fuera la suya propia.

Hay posibilidad de compartirla al mismo tiempo, buscando una oferta que se ajuste a la fecha y duración a la que se viajará, pero también se puede negociar esto con la familia con la que se intercambia la casa.

Esto puede ser adecuado cuando la casa que se oferta es una segunda vivienda, por ejemplo. Existe también la posibilidad de hacer un intercambio de hospitalidad, en el que el viajero pasa unos días en una casa, y luego devuelve esa hospitalidad en la suya.

Se trata de una buena alternativa, ya que permite al huésped contar con un guía del lugar donde se viaja y se puede integrar mucho mejor en la vida normal de la ciudad, huyendo de las visitas turísticas y conociendo mucho mejor la ciudad.

La confianza es vital en este tipo de vacaciones

El primer pero que se suele poner a este tipo de intercambios de casa para las vacaciones es la intranquilidad que supone tener a una familia que no se conoce viviendo en el hogar propio.

Desde las webs que promueven estos intercambios tranquilizan a los indecisos. La práctica totalidad de los intercambios han transcurrido sin problemas y con la plena satisfacción de los participantes.

Los participantes en los intercambios suelen comentar después sus experiencias, y nadie que no cumpla estrictamente con los niveles de confianza vuelve a participar en estas actividades.

Para conocer a las personas con los que se va a intercambiar la casa, es aconsejable que se produzca primero una relación a través de correos electrónicos o carta.

En la primera toma de contacto, es suficiente con presentarse, mostrar interés en la vivienda seleccionada para el intercambio, el momento en que se podría realizar, la descripción de la vivienda, donde está situada y sus características principales.

Si este primer contacto da resultados positivos, el segundo correo debería añadir más detalles. Cuantas personas viven en la casa, de qué edad y a qué se dedican; las características de la población, o del barrio de la ciudad donde está, qué hay que ver allí y todo lo que se pueden encontrar en las cercanías...

Finalmente, se produciría el último contacto, vía telefóno, para concretar los detalles del intercambio, y saber algo más de las personas que participan en él. Es fundamental aclarar todos los puntos, para evitar malentendidos, y dejar solventadas todas las dudas que puedan surgir.

Por último, se ha de dejar todo por escrito, hasta la más mínima cuestión. De esa manera está todo por escrito y si ocurre algo, se puede acoger a esto. Al fin y al cabo, se trata de un contrato y de no cumplirse, existen mecanismos legales para reclamar.

En los portales de intercambios de casas para vacaciones, como Intercambiocasas.com o HomeforHome.com existen modelos para redactar estos contratos. Además, en todas ellos se asegura de que quien se apunta a esta modalidad de alojamiento, cuida perfectamente el piso en el que se aloja y no suelen producirse problemas.

Una manera de disfrutar de otras ciudades y ahorrar dinero

La principal ventaja de participar en el intercambio de casas para las vacaciones es el considerable ahorro que se produce. Nada de gastar cientos de euros en alojamientos de hoteles, ya que se tiene una vivienda cuidada y equipada para pernoctar, y además, un lugar donde comer y cenar sin necesidad de ir a restaurantes.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018