Excite

La nueva normativa no surte efecto sobre el 'turismo de borrachera' en Magaluf

  • @policiacanaria - Twitter

Desde hace muchos años es el destino favorito de los jóvenes británicos que quieren disfrutar de un buen clima, buenas playas y la libertad para beber en cualquier sitio, público o privado, hasta rozar el coma etílico. Todo esto ha dado a Magaluf una muy mala imagen y a sus vecinos, unos veranos insoportables. Como remedio se ha impuesto una nueva normativa que por ahora no surte efecto sobre el 'turismo de borrachera' en Magaluf.

Las nuevas sanciones no han cambiado nada. El aspecto de Magaluf cada día es el de una ciudad donde hordas de jóvenes armados con cubatas, tintos y cervezas beben por sus calles teniendo sexo en la vía pública, gritando y alterando el orden con una embriaguez descontrolada.

Además, parece que las sanciones no están consiguiendo inhibir la conducta de estos turistas. "Me da igual, que me multen si quieren. No vengo aquí para preocuparme por beber en la calle, eso ya lo hago en mi país", afirma Hannah MacDonald, una estudiante de enfermería de 19 años a los medios británicos.

Gracias al famoso vídeo de 'mamading' del verano pasado, en el que se veía a una joven realizando 24 felaciones a cambio de alcohol gratis en algún establecimiento de la zona de Punta Ballena, el turismo de borrachera se ha multiplicado en esta ciudad de Mallorca. Para sorpresa de todos, el dueño del local dijo a LaSexta que esto se llevaba haciendo 40 años en Magaluf.

Para acabar con este 'turismo salvaje', se han introducido leyes que limitan las excursiones etílicas y prohíben el consumo de alcohol en la calle a partir de las diez de la noche. De primeras se está procediendo a informar solo a los turistas porque el objetivo, según el Ayuntamiento de Calvià, no es recaudar dinero sino cambiar estas conductas.

Ademas de tomar estas medidas, los locales están obligados a pegar carteles que las adviertan. Según palabras de algunos empresarios de la zona "por ahora todo sigue igual", mientras que otros tienen miedo de perder grandes ingresos y lanzan la siguiente pregunta: "¿Qué hay de malo en dejar beber en la calle si lo hacen con vasos de plástico?".

FOTOGALERÍA: imágenes sobre las playas, fiestas, sexo y el alcohol que se ven en Magaluf

Sin duda existe mucho temor por parte de algunas empresas en el hecho de que estas medidas tengan un efecto disuasorio en el turismo de borrachera de Magaluf, ocasionándoles grandes pérdidas o incluso la bancarrota. Y es que es muy difícil que estos jóvenes beban al gusto de todos.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017