Excite

Ley de Costas en España: chiringuitos fijos, desmontables y espacio público a respetar

La Ley de Costas en España es la encargada de regular la determinación, protección, utilización y policía del dominio público marítimo y terrestre, especialmente de la ribera marítima. Esta ley de 1985 fue modificada en 2013 con el propósito de que la administración pública se encargue, entre otros fines, de garantizar la calidad de los servicios de las costas españolas.

Diferente normativa para playas naturales

La Ley de Costas actual dictamina que en las playas naturales es posible colocar chiringuitos desmontables de 20 metros cuadrados, más otros 30 metros cuadrados que se pueden destinar a colocación de mesas, sillas y sombrillas a modo de terraza para sus clientes.

Playas urbanas

Este espacio es diferente en playas urbanas. En ellas, los chiringuitos fijos pueden tener una superficie cerrada de 150 metros cuadrados. A estos 150 metros se le pueden sumar otros 50 metros cuadrados de terraza cerrada, otros 70 más de terraza sin vallar y 30 metros en servicios entre baños y duchas, siempre que estos estén abiertos, no solo a clientes, sino también a los bañistas y usuarios de la playa.

Demoliciones

Además, la Ley de Costas evita demoliciones masivas de viviendas e industrias, concediendo prórrogas de hasta 75 años más, siempre siguiendo una serie de criterios medioambientales. No siendo igual para los propietarios de instalaciones construidas sin autorización y con anterioridad a la ley de 1988, las cuales serán demolidas, si no procede su legalización por razones de interés público.

Zonas de dominio público marítimo-terrestre

En las zonas que se conocen como de dominio público marítimo terrestre, las que van desde la bajamar hasta el límite donde alcanzan las olas cuando hay fuertes temporales, está prohibido de manera expresa la realización de nuevas construcciones. Así se determina el límite entre el terreno que pertenece al mar y las playas, de carácter público, y el terreno de interior, que puede pertenecer y ser gestionado por particulares.

Nuevas obras para proteger la propiedad

Por último, la Ley de Costas, promueve que los propietarios de terrenos amenazados por el mar o de los cambios en las arenas de la playa, ya sea por causas naturales o artificiales, podrán solicitar la construcción de obras de defensa, siempre que estas hayan sido autorizadas de manera que no perjudiquen al entorno.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017