Excite

Los viajes largos aumentan el riesgo de trombosis

  • © Getty Images

En el verano, durante las vacaciones, aumenta el número de viajeros que realiza un trayecto prolongado ya sea en avión, en tren o en coche. Según los expertos, los viajes largos, si no se siguen una serie de recomendaciones, podrían aumentar los casos de trombosis.

Según la Organización Mundial de la Salud, que ha realizado una investigación sobre los peligros mundiales de los viajes, el riesgo de sufrir una trombosis se estima en uno de cada 4 000 o 5 000 vuelos de larga duración, cifra que se puede extrapolar a desplazamientos en otros medios de transporte, como el tren o el coche.

Por este motivo la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV) ha asegurado que los viajes que obligan a "la inmovilidad, el reposo prologando y la compresión de las estructuras venosas" están directamente relacionados con esta enfermedad.

Claro que existen grupos de población que presentan un mayor riesgo de padecer esta patología, sobre todo los que ya han sufrido una trombosis, acaban de ser intervenidos quirúrgicamente o padecen una alteración genética que predispone a esta enfermedad. También son grupos de riesgo los pacientes con obesidad o con signos de deshidratación.

Las imágenes de las mejores ciudades del mundo para viajar en 2014

Para que las vacaciones no nos jueguen una mala pasada, la SEACV recomienda realizar ejercicios extensión y flexión cada hora moviendo las extremidades, llevar ropa poco ajustada de fibra natural que permita la transpiración, beber agua en abundancia, evitar mantener las piernas en posturas forzadas y consultar con el médico en caso de ser un persona con riesgo de padecer trombosis.

Publicado por María Rey - Perfil en Google+ - Leer más artículos de María Rey

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017