Excite

Manifestación en Quito contra el machismo y la violencia de género

  • © Getty Images

A favor de la libertad de la mujer y contra datos escalofriantes: seis de cada diez mujeres ecuatorianas han sufrido algún tipo de violencia machista y una de cada cuatro ha sido víctima de agresión sexual. La llamada "Marcha de las Putas" en Quito (Ecuador), que se celebró el último sábado de marzo, es una manifestación feminista que exige el fin del machismo y de la violencia de género.

Esta movilización callejera se da en numerosos países occidentales y tiene su origen en Canadá, como respuesta al comentario de un policía que, en 2011, dijo que las “mujeres deberían evitar vestirse como putas si no querían ser víctimas de violencia sexual”. Un grupo de mujeres canadienses manifestó su indignación en una marcha que denominarían “SlutWalk” y que se extendió por otros países como Estados Unidos, Reino Unido, México, Argentina y Ecuador, entre otros.

En Quito, centenares de mujeres pasean con carteles con leyendas para concienciar a la sociedad de la libertad de la mujer. Se trata, según una de las activistas del movimiento, Ana Almeida, de “ser políticamente puta”, es decir, “no tenerle miedo a la palabra, saber que se usa para coartar las acciones de libertad que las mujeres ejercemos sobre nuestro cuerpo”.

VÍDEO: Contra la explotación sexual de las mujeres en el mundo en 2013

El objetivo de la marcha es reapropiarse de la palabra “puta”, para luchar contra la violencia de género y concienciar a la sociedad de que la cultura machista culpa a la víctima de violación sexual en vez de acusar al agresor sexual. Con estas marchas, en diferentes países, se intenta alabar el papel de la mujer en la sociedad y evitar que se la estigmatice por su forma de vestir.

Publicado por María Rey - Perfil en Google+ - Leer más artículos de María Rey

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017