Excite

Marsella. Del Puerto Viejo a las Calanques

Empieza tu recorrido en Marsella por el Puerto Viejo y sus alrededores. Se trata de un encantador y pintoresco puerto que fue en su día la culpa de que Marsella prosperara en el Mediterráneo. Hoy es una bonita atracción turística y también lugar de recreo de la clase acomodada marsellesa. En él hay varados diversos veleros y yates y cada semana tiene lugar un mercado de pescado con subasta incluida. Puedes cruzarlo de punta a punta en un ferry.

Cuando hayas visitado el puerto acercarte a ver el mar recorriendo la famosa Corniche. Las vistas son espectaculares tanto de parte de la ciudad como de los islotes ubicados frente a Marsella. El más famoso de estos es el que contiene el antiguo penal de If. Si tienes tiempo incluso puedes visitar la fortaleza. Cada hora sale un crucero del puerto.

Imágenes: Marsella. La ciudad vetusta

Otra recomendación para tu primer día en Marsella es que subas al montículo en donde se halla la iglesia de Notre Dame de la Garde. Desde allí obtendrás espectaculares vistas de la urbe y su entorno. Cuando bajes no olvides dejarte caer por el Cours Julien, una de las zonas más animadas de Marsella. Allí encontrarás plazas, bares, terrazas y restaurantes.

En tu recorrido por el centro tampoco puedes obviar uno de los principales reclamos turísticos de Marsella, el Palacio Longchamp. Se encuentra en el distrito IV, justo donde acaba el Boulevard Longchamp y empieza el Jardín Zoológico. Allí puedes contemplar el edificio, construido en 1860, y visitar el más antiguo de los museos de Marsella, el Museo de Bellas Artes.

Algo alejado de Marsella pero absolutamente imprescindibles de ver son las Calanques o fiordos. Se trata de todo el territorio comprendido entre Marsella y Cassis, un lugar natural de playas vírgenes, acantilados y formaciones rocosas espectaculares. Es considerado por muchos uno de los mejores lugares de Europa para practicar el buceo.

Imagen: “lander2006”, en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017