Excite

Marsella. Una mezcla de París y Barcelona

Marsella es la segunda ciudad de Francia y el primer puerto del Mediterráneo. Partiendo de esa premisa, quién no va querer visitar un lugar en el que el clima es similar al de Barcelona, las avenidas tienen un cierto regusto parisino y los mercados algo de zoco magrebí. Todo eso es Marsella, una ciudad cosmopolita que ha acogido a lo largo de su historia oleadas de inmigrantes de todos los rincones del Mediterráneo, entre ellos varios miles de españoles.

Hoy Marsella es además de un puerto muy importante, un centro industrial de relevancia y una animada ciudad universitaria. Después de la crisis en la que la ciudad se vio sumida durante los 70 y 80, ahora parece que levanta cabeza y muestra su mejor cara. Al menos con el turista, porque los marselleses han tenido muchas dificultades para salir adelante.

Imágenes: Marsella. La ciudad vetusta

El mito de ciudad violenta quizá sea eso, sólo un mito, pero conviene no aventurarse a determinados barrios. En las zonas céntricas no existe ningún peligro más allá de aquellos inherentes a cualquier gran ciudad. Marsella tampoco es una ciudad de grandes monumentos pero sí que es un lugar para disfrutar del mar en todo su esplendor.

Pese a la mala reputación de las playas de Marsella por su suciedad, la mayoría de los días que te acerques a ellas no encontrarás ningún problema para bañarte. Si no te hace por algún tipo de escrúpulos, siempre puedes coger el coche y dirigirte hacia el este, hacia La Ciotat en cuyo camino encontrarás decenas de playas y calas en donde practicar el mejor buceo.

Otro de los placeres de la ciudad francesa es la gastronomía. Su condición de puerto pesquero se nota en la variedad y gama de restaurantes de la ciudad. Además, estás en territorio francés, donde lo de la comida se lo toman muy en serio. Al margen de los restaurantes franceses, disfrutarás de mucha oferta de restaurantes árabes.

Imagen: “yisris”, en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018