Menorca. Las mejores y más tranquilas playas

Menorca es, sin duda, la isla balear que puede presumir de las mejores playas. Quizá también del ambiente más relajado. Nada comparable al día a día de la gran y populosa isla de Mallorca ni a la fiesta salvaje de la pequeña Ibiza. Menorca es todo lo contrario. Un remanso de paz poco poblado, que conserva todavía el espíritu de las Baleares, algo desdibujado en Mallorca pero, sobre todo, en Ibiza.

No hay tantos servicios, ni tanta vida nocturna como en sus vecinas pero el paisaje y la gastronomía hacen el resto. Pese a su tamaño tiene tantas playas como Mallorca y muchas de ellas se cuentan con probabilidad entre las más bonitas del Mediterráneo. Ejemplos son Cala Macarelleta, Cala en Turqueta o Cala Pregonda.

Fotos: Menorca. La isla vírgen

Los dos núcleos poblacionales principales son la capital Mahón, al este de la isla y donde llegan los vuelos, y Ciutadella, antigua capital en el extremo oeste de la isla. Las dos ciudades encierran lo mejor de Menorca. Descubre sus productos típicos, museos y principales restaurantes.

En Menorca, a diferencia de Mallorca, escasean las montañas elevadas aunque sí que puedes visitar una atalaya privilegiada como Monte Toro, en el área municipal de Es Mercadal, en el centro de la isla. Las comunicaciones en la isla están bastante bien, aunque siempre hay áreas remotas a las que es difícil acceder.

Otro punto de interés es Fornells, ubicado en una bahía al norte de la isla. Se trata de un pequeño (1.000 habitantes) y pintoresco pueblecito con mucha historia a sus espaldas. Allí puedes visitar varios monumentos. Ferrerías es otro municipio muy vinculado a la historia de la isla, una historia de constantes invasiones y cambios de mano.

Imagen: “corcuman”, en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014