Excite

¿Merece realmente la pena viajar a Las Vegas?

No hay un país en el mundo que se venda mejor que los Estados Unidos de América. Es uno de los diez países más visitados cada año, y Las Vegas, uno de sus destinos turísticos con más glamour. Sin embargo, nos hemos preguntado si realmente merece la pena visitar Las Vegas o si es un destino sobrevalorado.

    @BoseOfficial - Twitter

Viva Las Vegas, ¿o no?

Las Vegas es famosa por sus casinos, sus hoteles de lujo y su exclusividad. Pero la conocida como 'Ciudad del Pecado' parece reducirse a eso. Una ciudad artificial en mitad del desierto de Nevada. Muchas películas, conciertos o series se han encargado de perpetuar su fama, pero el centro del entretenimiento de los Estados Unidos tiene mucho de cartón piedra.

Es un destino puramente artificial, donde una gran parte de la belleza que podemos encontrar en ella viene de replicas a escala de obras mundialmente conocidas como la Torre Eiffel o la Estatua de la Libertad. Una copia que promociona la diversión a golpe de luces, prostitución y casinos de una manera superlativa.

No obstante, Las Vegas tiene cada año casi 40 millones de turistas que buscan esa diversión consumista que esta ciudad del vicio les ofrece. Aparte de los casinos, la gente visita el Colosseum en el Caesar's Palace para asistir a conciertos de artistas musicales de renombre.

FOTOS: Los rascacielos más altos del mundo

Los que tienen un poder económico interesante no dudan en ir de tiendas, ya que el abanico que ofrece Las Vegas para hacer shopping está abanderado por gigantes como Victoria Secret, Dolce&Gabanna, Burberry, Diesel y Armani.

Tampoco se queda nadie indiferente si se decide pasear por el centro de Las Vegas. Se trata de un espectáculo de luces no apto para epilépticos. Y para quien prefiera algo más de marcha están los Nightclubs como el Lax en el Luxor, el Bank en el Bellaggio o el Pure en el Caesar's Palace.

Por lo tanto

Las Vegas no tiene nada que no hayamos visto en otra parte. Clubs gigantescos de fiesta, casinos, replicas de monumentos mundialmente conocidos y mucha pero que mucha iluminación. Para algunos, esto supone un refrito de todo lo que odian del consumismo y lo artificial del ser humano, mientras que para otros, es transportarse al 'estilo de vida americano' por la puerta grande. Ya que cada uno decida si es buena idea hacerse 16 horas de avión de ida, y otras 16 de vuelta, para visitar la 'Ciudad de las segundas oportunidades'.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017