Excite

Mochileros - Pablo Torres desde Asia - X

Pablo Torres Boza
Aventura en Asia

Semana de movimiento ya que he estado en tres ciudades en solo siete dias... sali de luang namtha direccion a luang prabang... 10 horas de autobus y curvas que uno empieza a tomarles carino... por el camino muchas aldeas a pie de carretera... mi mayor fijacion eran los ninos y su manera de divertirse: jugaban a ver quien llegaba antes a tocar el muro, alguno se ponia en posicion de sargento al pasar el bus, muchos cargaban a sus hermanos menores a la espalda y todos, en general, radiaban inocencia y felicidad... quizas la peor realidad para ellos es la llegada de la television a sus hogares... es curioso ver todas esas casas hechas de manera natural junto a unas pedazos de antenas que casi llegan al techo de sus viviendas...

Fotografías de la Semana X de la aventura de Pablo Torres

Mi llegada a luang prabang fue bastante afortunada ya que no sabia donde hospedarme... esa misma preocupacion la tenian otros mochileros que me acompañaban en el taxi (tuk-tuk como aqui lo llaman) y me preguntaron si conocia algun sitio... respondi que no ya que ultimamente la guia la llevo solo para cargar peso... mientras veia embobado un partido de futbol con las dos mochilas colgadas aparecio una pareja de catalanes que conocia de pai y me dijeron un sitio bastante economico... parecia que era cuestion de esperar... luang prabang es una ciudad bastante afrancesada y cara, quizas se pierda la esencia de laos ya que aqui el dinero lo mueve todo y la hospitalidad queda un poco mas lejos... lo de siempre, es lo que tiene el turismo... la primera noche fue la mas larga ya que conoci a un vasco y un maño que viajaban juntos y ahi estuvimos contando historias hasta las mil... terminamos en una "bolera-discoteca" ya que era el unico sitio que cerraba despues de las 12...

Los siguientes dias los pase bastante tranquilo... dandome baños con los niños en el rio, paseando por el mercado nocturno, levantandome a las 5 y media de la mañana para grabar a los monjes que salen en procesion para recibir ofrendas y charlando con aquel que me cruzaba y que ya conocia de algun destino anterior... por cierto, perdi un libro que me deje en luang namtha y curiosamente el otro dia me lo encontre en la entrada del hotel en luang prabang, a 300 kms. de distancia... parece que estoy obligado a leermelo...

Nuevo bus, esta vez para vang vieng... esta ciudad, centro de operaciones de la CIA en su lucha contra el comunismo cuando la guerra de Vietnam, es ahora un lugar donde, sobre todo la gente joven, va a "disfrutar"... la actividad que tiene mas exito aqui es el "tubing" que consiste en descender el rio en un flotador gigante mientras los relaciones publicas de los bares te pescan... asi q, entre paradita y paradita de bar, llegas a las mil y de aquella manera al termino del trayecto... para colmo, la peor parte del recorrido llega al final donde el rio apenas tiene fuerza y te ves remando durante un par de horas mientras los kayak y las canoa pasan de largo... eso si, las vistas del descenso son espectaculares... en las paradas que haces en los bares, ademas, suele haber tirolinas donde te deslizas a traves de un cable de acero hasta caer al agua... en uno de los mas altas, donde ademas podias permanecer colgado mientras ibas y venias, decidi intentar balancearme colgado solo de pies... y lo flipe una vez que lo consegui... ahi estaba el tio colgado solo de piernas, con los brazos extendidos y viendo el mundo al reves (no se si me entendeis... parecia del circo del sol)... le cogi tanto el gustillo a aquello que todavia no me he recuperado de las agujetas tres dias despues... pero merecio la pena...

El dia anterior al tubing alquile una bici para bichear las cuevas que hay por los alrededores de Vang Vieng... en alguna de ellas te puedes bañar en la oscuridad aunque un guia nos acompaño con linterna... en la cueva de Tham Chang me encontre con dos catalanas que habia conocido esa misma manana... estuvimos un rato de ji, ji, ja, ja hasta que nos dimos cuenta de que teniamos q pedalear 7 kms. hasta llegar a Vang Vieng, ademas a traves de un camino rocoso que parecia que padecieses de parkinson... lo mas surrealista fue que a mitad de camino nos encontramos con la carretera cortada con ramas... un grupo de laosianos (desde niños hasta abuelos) nos obligo a parar mientras cantaban, gritaban y reian... las mujeres mayores llevaban cuchillos (no me pregunteis por que) y los hombres cervezas... nos tomamos un buchito de cerveza y, por lo que pudimos entender, estaban celebrando la llegada de la lluvia (pero no me hagais mucho caso en esto ultimo porque no me entere del todo)... nos dejaron pasar por encima de las ramas y tan amigos...

El resto del tiempo lo pase disfrutando de las maravillosas vistas que tenia desde mi bungalow mientras leia, dandome baños y jugando con los niños en el rio y observando como se iban adentrando en el nuevo año laosiano (2551... nos llevan unos cuantos anos de ventaja)... mientras competian con canoas, bailaban o bebian... la ultima noche fue un poco acojonante... truenos como nunca antes habia visto ni escuchado mientras el bungalow se movia... pero contra las leyes de la naturaleza poco podemos hacer, asi que consegui recuperar el sueño despues del susto... al dia siguiente, amanecio un dia espectacularmente bonito...

Mi ultimo destino, hasta el momento, es vientiane, la actual capital de laos... un destino obligado porque es bastante caro y con poco que hacer... pero no hay billetes directos desde vang vieng hasta el sur... en vientiane me ha coincidido la entrada del nuevo año... tienen montada una especie de feria de carricoches como en nuestra querida Andalucia, pero con menos presupuesto... eso si, desde los bares disfrutas de una vista espectacular del mekong con kilometros de arena que pareces que estas en el desierto... mientras cenaba ayer tarde se me acerco un hombre tuerto, con las manos amputadas y que andaba borracho de tanta fiesta... en un principio no supe como actuar pero al final termine dandole de comer literalmente ya que apenas podia coger el tenedor... yo le decia, "despues de comer a dormir", pero lo mas gracioso es que seguia bailando alli mismo en la silla... a saber como y donde terminaria la noche... debido a mi cansancio decidi irme al hotel en el fin de año laosiano y apenas disfrute la noche pero es que tanta pirueta en vang vieng ha podido con mi cuerpo...

Eso si, hoy he disfrutado como un niño chico con el festival del agua que es como celebran la entrada del año nuevo... asi q durante los proximos dias agua, agua y mas agua... en cada rincon de la ciudad te encuentras con gente armada de pistolas de agua, mangueras o cazos, listos para empaparte hasta arriba... muy divertido... eso si, ojito con las pertenencias porque te quedas rapido sin camara de fotos... me he acoplado a una familia laosiana que estaba en un bar desde donde he estado mojando a todo el que pasara por alli... sin duda, lo mas gracioso han sido cuatro gays laosianos que te tiraban agua, te restregaban polvos talcos y, como regalo, te tocaban el miembro mientras que tu no podias hacer nada... a ratos tambien he paseado en bici y no habia rincon donde no te empaparan... con la caida de la tarde he decidido retirarme antes de que llegara el resfriado... una vez sequito me dispongo a buscar nuevo destino: las 4.000 islas... ultima parada, antes de bangkok y, por consiguiente, la vuelta a casa... pero antes, un viaje de 16 horas de autobus me espera a la vuelta de la esquina... espero q disfruteis las fotillos...

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017