Excite

El Parador de Cuenca, la forma perfecta de descansar

El turismo actual se basa muy a menudo en viajar a un punto concreto y sacarle todo el jugo posible, huyendo del clásico turismo de descanso, lo que obliga a volver a casa más cansados de lo que salimos. Afortunadamente, también podemos optar por un turismo de relax basado más en la calidad de la estancia, una opción que nos ofrecen hoteles como el Parador de Cuenca, un renovado monasterio del siglo XVI.

    Parador.es

El mayor lujo y los últimos adelantos en un monasterio de 500 años

El Parador de Cuenca está situado en un emplazamiento inigualable, a las afueras de Cuenca sobre la Hoz del Huécar, frente a las conocidas casas colgantes de la ciudad. Por si el lugar en el que se encuentra situado no fuera suficiente, el propio edificio es un suntuoso monasterio de piedra de más de cinco siglos de antigüedad.

Aunque en su origen el Parador de Cuenca fue un sitio de recogimiento sobrio, actualmente sus 63 habitaciones están equipadas con todos los adelantos que pueden asegurar una estancia inolvidable, especialmente sus dos suites, que cuentan con salones dentro de los propios dormitorios. Estas habitaciones buscan complementarse perfectamente con el entorno, por lo que junto a la piedra del edificio se emplean otros materiales acordes, como el mimbre, el cuero y los tapizados.

Como la mayoría de los Paradores de España, el de Cuenca va más allá de los servicios de habitaciones, ofreciendo más facilidades para sus huéspedes. Entre otras cosas, el parador dispone de bar y restaurante, situados en lo que fueron el claustro y la capilla del edificio. La gastronomía del Parador de Cuenca gira hacia la tradición de la zona, como demuestran los asados y los postres de monjas. Además de esto, el Parador de Cuenca también está enfocado hacia la organización de eventos, para lo que cuenta con seis salones con capacidad para 200 invitados.

Más que un simple lugar donde dormir

Aunque el encanto del Parador de Cuenca es tal que podrías disfrutar las habitaciones sin más, en unos días de absoluto descanso, el hotel posee otros extras como: un gimnasio, piscina de temporada, pista de tenis y sauna. Por si todo esto fuera poco, Cuenca cuenta con un gran patrimonio cultural, que va mucho más allá de las casas colgantes, por lo que podemos convertir el Parador en un campamento base para una agradable visita a esta zona de Castilla La Mancha.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018