Excite

Por la ruta de las mil Kasbash de Marruecos

Conducir en Marruecos no es algo impensable. De hecho muchos turistas recurren al alquiler de coches para montarse su viaje de manera independiente. En Marruecos existen numerosas compañías tanto locales como sucursales de firmas internacionales de alquiler de coches y por relativamente poco dinero se puede disponer de un vehículo en perfectas condiciones para pasear por el país.

Uno de los paseos más populares entre los turistas que visitan Marruecos es la denominada 'Ruta de las mil Kasbash'. Se trata de un intrépido itinerario que recorre algunas de las denominadas 'Ciudades Imperiales', además de otras localidades igualmente interesantes y que permite también descubrir las kasbash más bonitas del país y encantadores paisajes rurales.

La ruta puede comenzar en Tánger, la primera ciudad marroquí tras cruzar el Estrecho. En Tánger existen númerosas oficinas de alquiler de coches y su reserva no debe suponer un gran problema. Desde Tánger el itinerario continua hacia Meknés y Fez, las dos primeras paradas del recorrido y que son dos de las ciudades con mayor patrimonio histórico y cultural de Marruecos.

Desde Fez se puede continuar la ruta hacia Ouarzazate, considerada la puerta al desierto del Sáhara. En el trayecto entre Fez y Ouarzazate bien merece la pena una parada en las pintorescas localidades de Azrou y Khenifra.

Tras la visita a la kasbahs de Ouarzazate y el safari por el desierto, se recomienda continuar hacia Marrakech, una de las ciudades que cuenta con una kasbash y un zoco de lo más representativo de la arquitectura del sur de Marruecos.

Por último desde Marrakech, el último tramo de la ruta nos debe conducir fácilmente hasta la capital de Marruecos Rabat, donde bien se puede terminar el viaje devolviendo el coche de alquiler o bien continuar de nuevo hacia Tánger para terminar de dar la vuelta completa al país.

Imagen: IHQ en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017