Excite

Refrescarse este verano en un bar de hielo

Con la llegada del calor son muchos los que escapan hacia las playas para broncearse y tomar un baño, aunque otros muchos deciden viajar durante las calurosas vacaciones hacia regiones más frescas, como Noruega o el Ártico.

Ésta fue la visión de dos españoles, Gloria Pamplona y José Mijares, de Zaragoza y Palencia respectivamente, que decidieron invertir en una arriesgada aventura y apostaron por abrir un bar de hielo en Honningsvag, al norte de Noruega, cerca del Círculo Polar.

Mira las fotos del Ártico Ice Bar

El Ártico Ice Bar abre sólo durante los meses de verano (de abril a septiembre), ya que en invierno el sol casi no aparece y el frío es insoportable para los turistas, y acoge a sus visitantes en un espectacular entorno en el que todo es de hielo.

Lo que diferencia al Ártico Ice Bar de otros bares de hielo que hay en Europa es la pureza de su hielo, y es que en este bar desde la barra a las mesas, los bancos e incluso los vasos están hechos con más de 180 toneladas de hielo natural extraído de un lago cercano.

En el Ártico Ice Bar se puede ver y tocar el hielo en su estado más puro, viendo sus irregularidades internas, burbujas formadas por la nieve, o la transparencia inmaculada de algunos bloques de hielo. En su decoración se incluye también un iglú de tamaño real visitable, pieles de reno para abrigarse e incluso una rampa sobre la que deslizarse. Además, los propietarios de este bar de hielo organizan viajes al Círculo Polar, donde es posible contemplar el sol de medianoche en Laponia, característico por sus veranos en los que el sol nunca se pone.

Por 15 euros, el Ártico Ice Bar incluye entrada, ropa térmica, consumición, y un chupito de vodka para hacer frente a la temperatura de 5 grados bajo cero de este bar de hielo.

Imagen: articoicebar.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018