Excite

La Ruta de los Molinos en Holanda, un interesante destino

Holanda tiene una gran cantidad de lugares de interés turístico, pero entre todos ellos, la zona de Kinderdijk, en la que hay una enorme cantidad de molinos históricos y que forma la Ruta de los Molinos de Holanda, es uno de los destinos que merece la pena conocer y descubrir.

Qué ver en la Ruta de los Molinos

En total, en la zona de Kinderdijk, hay 19 molinos. Son uno de los puntos más visitados por los turistas que recorren Holanda y además, estos molinos son patrimonio cultural de la UNESCO, lo que da idea de su importancia.

El significado de Kinderkidj es algo así como "dique de los pequeños", y es que la zona, además de tener los molinos, destaca por sus paisajes y por la gran cantidad de diques y canales que forman parte de este terreno.

Después de una serie de trabajos de restauración, en la actualidad es posible visitar estos molinos. Para hacerlo, hay dos posibilidades: en un pequeño crucero por el canal, o paseando a pie. También se puede alquilar una bicicleta para hacer el recorrido.

Para los que prefieren el barco, se puede coger en el kiosko, muy cerca del aparcamiento de coches, durante los meses de abril a septiembre.

La visita a los molinos es, además de muy interesante, gratis. Además, en el Centro de visitantes o Bezoekmolen se puede aprender mucho más sobre ellos. La visita al interior de un molino permite conocer, además, cómo era la vida en uno de ellos hace siglos. Eso sí, abre solamente de marzo a octubre.

Para llegar a Kinderdijk hay buena combinación de transporte público. Por ejemplo, el Linj 90, que hace el recorrido Rotterdam-Kinderdijk, llega en unos 50 minutos.

La verdad es que la Ruta de los Molinos en Holanda es un recorrido de los que merece la pena hacer, puesto que puede aportar un nuevo punto de vista al visitante.

La importancia de los molinos en Holanda

Los molinos son muy antiguos, ya que su construcción data del siglo XV y su función era la de subir el agua de los canales más pequeños de la zona hasta un canal principal.

Lo cierto es que la visita a los molinos es de lo más interesante, ya que ayuda a comprender la manera de vida de los holandeses en el pasado y entender cómo la presencia del agua y los canales tiene una importancia fundamental en su vida.

Por eso, aunque hoy en día los molinos ya no se utilizan como tales y han quedado solo como un atractivo turístico, la Ruta de los Molinos de Holanda es, sin duda, un recorrido de lo más interesante.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018