Excite

Ryanair se niega a embarcar a un niño que necesitaba un trasplante urgente

  • @JavierGlez68 - Twitter

En el mundo de las compañías ‘low cost’ se han visto ciertos aspectos que no son del gusto de casi nadie. Según las mismas aerolíneas, estas características son las que hacen posible que los vuelos sean más baratos. La más señalada por los pasajeros, ha vuelto a ser noticia por una total falta de humanidad y sentido común. Y es que Ryanair impidió que un niño que necesitaba un trasplante urgente embarcara en un avión suyo.

Tueya es un niño canario de diez años que necesitaba un doble trasplante de hígado y riñón. El aviso llegó el pasado 7 de marzo desde el Hospital de La Paz en Madrid. Esta esperanzadora llamada llegó tras dos años de espera y en ella, se indicaba que el menor debía viajar a la capital inmediatamente para ser intervenido.

El problema surgió cuando en el aeropuerto de Gran Canaria se toparon con que el vuelo más temprano que partía hacia Madrid era de Ryanair. La compañía irlandesa no permitió volar a la familia alegando que la compra de los billetes no se hizo con la antelación necesaria.

Samuel, padre de Tueya declaró que contaron a la aerolínea que se trataba de una urgencia, que “incluso una señora en el aeropuerto se ofreció a pagar el precio del billete por internet”. Y aún así, la compañía se negó rotundamente, por la falta de antelación y por no tener conocimiento suficiente del estado del niño y no querer hacerse responsable de lo que le pudiera ocurrir.

Por suerte para esta familia canaria, la compañía Air Europa, que tenía un vuelo hora y cuarto después del de Ryanair, consiguió asientos para ellos. El padre se muestra muy agradecido porque, según explica “nos llevo un guarda civil en coche al avión, nos pusieron en la punta de adelante, nos bajaron los primeros y la ambulancia estaba esperándonos aquí”.

FOTOGALERÍA: incidentes en mitad de vuelos de avión

Tueya estuvo siendo operado durante doce horas y actualmente se encuentra recuperándose en el hospital madrileño. Los médicos informaron al padre que si hubieran llegado media hora más tarde no hubieran podido hacer nada. “Si hubiéramos cogido un vuelo posterior no hubiéramos podido llegar a tiempo”, concluye Samuel.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017