Excite

El Tibidabo y sus atracciones infantiles, un viaje en el tiempo

El mítico parque de atracciones del Tibidabo corona la cima de la montaña mágica de Barcelona desde donde se puede observar toda la ciudad. Esta privilegiada ubicación del Tibidabo y las atracciones infantiles que conservan son todavía hoy en día una incomparable dosis de diversión para los niños y un viaje en el tiempo para los adultos que pueden comprobar como en este pequeño y simbólico parque de atracciones no ha pasado el tiempo.

Las atracciones de toda la vida

Lo que propone el Tibidabo con sus atracciones infantiles es todavía bien entrados el siglo XXI la propuesta de un parque de atracciones atrapado en el tiempo. Esto convierte al mítico Tibidabo de Barcelona en un romántico viaje en el tiempo a la infancia de los que ahora ya son grandes y un viaje al concepto más sencillo de fantasía y diversión para los más pequeños.

En el Tibidabo no existen vertiginosas montañas rusas ni modernas atracciones a velocidad supersónica, ni siquiera sencillamente modernas atracciones, pero eso sí las atracciones guardan toda la magia de los parques de diversión de toda la vida.

Carruseles, contemplativos pasajes aéreos, temáticos viajes en tren o aventureras excursiones son la principal propuesta de las atracciones infantiles del Tibidabo, que de hecho son la mayoría de las que se pueden encontrar en el parque.

Entre las atracciones infantiles más destacadas del Tibidabo se encuentranel mítico Tchu Tchu Tren , el Río Grande y el Tibidabo Express, tren trenes que proponen recorridos temáticos por diferentes partes del recinto del parque a través de simpáticos y ambientados decorados.

Interesante también es el Viking, una atracción para montar en familia y salir algo mojado. Al igual que el Piratta propone experimentar también el medio de transporte favorito de los vikingos.

No menos divertidos son las atracciones aéreas como La Granota, considerada la atracción de caída libre para los niños, el viaje en globo de Els Globus, la panorámica del mirador de La Atalaya y la excursión del mítico Avión con sus vistas a ojo de pájaro.

Y para los que les gustan las vueltas sin marearse el Pony Rodeo, Las Llaunes y el mítico Carusel ofrecen vueltas de fantasía a diferentes velocidades.

Información práctica

El Tibidabo y las atracciones infantiles se encuentran abiertas de miércoles a domingo durante los meses de julio y agosto, y los fines de semana y días festivos durante el resto del año.

Para llegar hasta aquí los días que abre el parque se pone a disposición un autobús directo que sale desde el centro de Barcelona, en la esquina de la Plaza Cataluña con la Rambla Cataluña.

La entrada al parque de atracciones es gratuita pudiéndose pagar cada atracción por separado aunque existe también una entrada para disfrutar de todas las atracciones que cuesta 28.20€ para el público en general, sólo 10€ para los niños menores de 120 cm. y los mayores de 60 años, e igualmente gratuita para los niños menores de 90cm.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017