Excite

La Tomatina en Buñol, una de las fiestas con más fama y polémica en España

La fiesta de la Tomatina en Buñol es sin duda el acontecimiento del año en el municipio valenciano. Las calles y los más de 40 000 participantes se tiñen de rojo a golpe de tomate durante el día en una fiesta de gran tradición que no está exenta de polémica.

    grahammclellan - Flickr

Una de las fiestas más pintorescas de España

El último miércoles de cada mes de agosto se celebra la fiesta de la Tomatina en Buñol. En ella los participantes si tiran tomates unos a otros. Esta batalla pone fin a la fiesta del patrón de la ciudad que se viene celebrando durante la semana con diferentes actividades.

Tradiciones de la fiesta de la Tomatina

La noche antes del miercoles de Tomatina las calles de Buñol se llenan de tomates para consumo, paellas y vino, del que se bebe hasta altas horas de la madrugada.

El miercoles por la mañana temprano los dueños de locales y establecimientos ponen a cubierto sus negocios de posibles roturas en cristales, escaparates, puertas o ventanas propiciadas por la guerra del tomate en la plaza.

Palo Jabón

Alrededor de las diez de la mañana se prepara el "palo jabón". Consiste en levantar un palo con jabón con un jamón en su parte alta. Los que quieran pueden intentar trepar por el palo jabón para coger el jamón. Hay que tener gran coordinación, habilidad y fuerza para conseguir el jamón, por lo que no es tarea fácil y muchos son cada año los que intentan hacerse con él. Cuando por fin alguien se alza con el jamón se lo llevará como premio y dará comienzo la tomatina.

Comienza la guerra

La gente se va rasgando las ropas a sí mismos, se mojan unos a otros y cantan "tomate, tomate" esperando que comience la batalla. Algunos vienen preparados con gafas de buzo o similares para proteger los ojos, otros en bañador, y es que no es para menos porque son muchos kilos de tomates los que serán arrojados.

¡A los camiones!

Tras sonar un motor comienzan a aparecer por la plaza los camiones, repletos de tomates y acompañados de un sonido similar al que haría un cuerno de guerra, el cual simboliza el pistoletazo de salida de la tomatina. En muy poco tiempo los participantes se encuentran en una despiadada lluvia de tomates lanzados a diestro y siniestro con los ojos cerrados. Al cabo de una hora aproximada termina el combate dando paso a la retirada.

    fearghalonuallain - Flickr

Polémica ética por el despilfarro

La Tomatina de Buñol está considerada Fiesta de Interés Turístico Internacional. Sin embargo, ha sido muy criticada por el derroche de aproximadamente 120 000 kilos de alimentos en tomate en cada edición. La fiesta es más polémica por cuestiones éticas y ecológicas que por motivos económicos, ya que la fiesta de Buñol atrae cada año a miles de turistas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017