Excite

La guía indispensable de transporte de Brasilia

La capital brasileña es una ciudad planificada de inimaginables dimensiones. El centro burocrático del gigante sudamericano es una modernísima ciudad con interesantes ejemplos arquitectónicos y un vanguardista diseño. Es ese mismo diseño el que hace que navegar a pié por la ciudad sea imposible. Por ello para visitar y saber moverse en esta interesante ciudad es imprescindible los conocimientos de una guía de transporte de Brasilia como esta.

Tener claro dónde se quiere

Lo más importante para saber moverse por la capital brasileña es tener claro dónde se quiere ir. La red de transporte de Brasilia es amplia y funciona relativamente bien pero un simple error al tomar un autobus puede suponer una gran pérdida de tiempo ya que las distancias en la primera capital planificada del mundo son enormes y la navegabilidad no siempre tan práctica como se desearía.

Brasilia está diseñada con forma de avión y su estructura da lugar a distritos con carácteres y características muy diferentes. En la capital brasileña existe el distrito de los hoteles, el distrito de edificios gubernamentales, los barrios residenciales, el distrito de centros comerciales, y todos se encuentran bastante delimitados aunque conectados entre sí, especialmente con el eje principal que atraviesa la ciudad y que es donde se encuentran los edificios gubernamentales y los principales atractivos turísticos.

El eje principal de Brasilia se denomina Eje Monumental que divide la ciudad en Distrito Norte y Sur. El autobús L1 recorre todo el largo de esta interminable avenida donde se encuentran los ministerios, la Catedral de Brasilia, la Plaza de los Tres Poderes donde se encuentra el Palacio del Planalto y el Palacio de la Alvorada, residencia oficial del presidente del país. Una vuelta entera a la ruta del L1 supone un viaje de casi 4 horas.

Otra línea imprescindible de la red de transporte de Brasilia es la del autobús L2 que conecta el aeropuerto con la estación central y los barrios situados en las conocidas como alas del avión del diseño de la capital brasileña.

El precio de los autobuses en Brasilia es de 2 reales por viaje y no existen abonos ni tarjetas de 10 viajes que abaraten el precio. Además los billetes tampoco se pueden comprar por anticipado sino que se paga cada vez que se aborda el autobús.

El autobús L1 también pasa por la Rodoviaria, la estación central de Brasilia, de donde salen también el resto de autobuses que conecta con los distritos este y oeste de la ciudad, pequeños autobuses denominados cebras y que son de color rojo y blanco, y otros autobuses mayores denominados 'Transporte de Vizinhança' que conectacon los barrios más periféricos de la ciudad.

Además de los buses, que todavía son la forma más práctica de navegar por Brasilia, desde el año 2001 también existe el Metro que tiene forma de Y. El metro también conecta la Rodaviaria con el Sector Comercial Sur, en donde se encuentran algunos hoteles, y los suburbios de esta zona sur. A diferencia de otras ciudades el Metro de Brasilia no es excesivamente práctico para turistas.

El metro funciona de lunes a viernes de 6 de la mañana hasta 11:30 de la noche; y los sábados, domingos y festivos de 7 de la mañana a 7 de la tarde.

Alquilar un coche o moverse en taxi

Los taxis en Brasilia son numersoso y no son excesivamente caros, especialmente comparados con los precios de España. De todas formas el mejor medio de transporte en Brasilia es disponer de vehículo propio y un buen mapa. Los precios del alquiler de vehículos son económicos y hay oficinas tanto en el aeropuerto como en los alrededores de la Rodoviaria, la estación central de la capital de Brasil.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018