Excite

Moverse con el transporte público de París

La Ciudad de la Luz es uno de esos lugares que vale la pena conocer y descubrir poco a poco, paseando por sus calles y utilizar el transporte público de París, tanto con los autobuses regulares, como los turísticos, además de la completa red de metro y el Batobus, un servicio de transporte fluvial, es la manera más económica.

Metro, autobús o Batobus, tres opciones para elegir

El más popular de todos los medios de transporte en París es el Metro. Se trata de uno de los más antiguos de Europa, y cuenta con unos 213 kilómetros de vías, que paran en 300 estaciones repartidas por toda la ciudad.

Se compone de 14 líneas, más dos pequeñas líneas llamadas 3bis y 7bis, que conectan los principales puntos de la ciudad y permiten tener una estación cerca en cualquier lugar.

La jornada comienza a las 5:30 y termina a al 1:15, así que durante todo el día hay un tren cada poco tiempo para desplazarse sin problemas por París. Este horario se aumenta una hora las noches de viernes y sábado, hasta las 2:15.

El servicio de autobuses es otra opción muy popular, pero tiene varios inconvenientes. El principal es el tráfico. Verse atrapado en un atasco cuando se tiene el tiempo justo para realizar la visita a la ciudad puede ser un problema.

Existen 60 líneas diurnas y 40 nocturnas, aunque en fines de semana y festivos algunas de ellas no funcionan. Los horarios dependen de cada línea, aunque como norma general, comienzan a las 7:00 y terminan a las 20:30.

Las líneas principales suelen funcionar hasta las 00:30, así que es aconsejable conocer los horarios de cada línea que se quiera tomar para evitar problemas.

Las líneas nocturnas reciben el nombre de Noctilien y funcionan desde las 00:30 hasta las 7:00 y tienen una frecuencia de entre 10 y 15 minutos en fin de semana y de unos 20-minutos entre semana.

El Batobus es un servicio de minicruceros por el Sena, destinado al turismo que navega por el río y que tiene 8 paradas. Se puede utilizar bien por un solo trayecto, durante todo el día o varios días, dependiendo del billete elegido.

Sus paradas están junto a los monumentos más importantes cercanos al río y es una buena opción para visitar la ciudad desde otro punto de vista. Funcionan durante todo el año, aunque en invierno su horario se reduce drásticamente, terminando a las 16:30.

De las tres opciones, es la más cara, llegando a costar 14 euros el billete de adulto. Existen varias modalidades de billete, dependiendo de la duración de su validez y otras ofertas que se pueden encontrar.

Tickets con descuentos para viajar de forma económica

El Ticket t+ es el tícket sencillo, que permite realizar transbordos ilimitados entre Metro y RER, la red de trenes regionales que también circulan por el interior de París, el autobús y el tranvía, que solo circula por el extrarradio de París.

Cuesta 1,70 euros y tiene una duración de 90 minutos, durante los que se pueden realizar los transbordos comentados antes.

Paris Visite es la tarjeta que permite la utilización de todos los medios de transporte durante los días que se haya elegido. Pueden ser de 1, 2, 3 y 5 días, y su precio depende de la opción escogida.

Por último, el Passe Navigo está en vigor desde 2009 y permite moverse con el transporte público por una cantidad semanal o mensual. El precio varía en función de las zonas elegidas. La más común es la de las zonas 1-2, que cuesta unos 55 euros al mes.

Todas estas opciones pueden comprarse en las estaciones de metro, RER o los aeropuertos.

El transporte público, una buena opción para conocer París

El transporte urbano en París es una buena opción, además de económica, para conocer la Ciudad de la Luz. El más rápido y eficaz es, desde luego, el Metro, aunque impide uno de los mayores placeres del viajero: conocer la ciudad mientras te desplazas por ella en el autobús. La mejor manera de utilizarlo, desde luego, es usando una de las combinaciones de billetes que existen para que el coste sea el menor.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018