Excite

Turismo en Petra, el misterio tras la roca

Hacer turismo en Petra es una obligación para todos aquellos que aman la arqueología, los mundos antiguos o que hubieran querido emular a Indiana Jones en La última cruzada. Y es que la ciudad de piedra, como es llamada, entró porpor derecho propio como monumento Patrimonio de la Humanidad desde hace más de 25 años.

La impresionante ciudad tallada en piedra

Para hacer turismo en Petra hay que llegar hasta Jordania ya que es en este país de Oriente Medio donde se sitúa la mítica urbe. Para volar hasta este país podemos coger Iberia o bien Royal Jordania Airlines.

En el camino hacia la ciudad de Petra lo primero que encontraremos serán los bloques Djin. Misteriosos, ya que nunca se les ha encontrado una función.

Pero los Djin solo son para abrir el apetito, lo que verdaderamente comenzará a dejarnos sin habla son las tumbas de los obeliscos, talladas sobre la piedra. Son tres habitaciones en las que se presume que hacían ritos. Encima de las puertas, los obeliscos tallados ornamentan el lugar.

A continuación pasaremos por el Siq, un desfiladero de 6 metros de ancho...toda una aventura no apta para personas con claustrofobia.

Y por fin, el tesoro del faraón. La joya de Petra, su edificio más emblemático. La fachada de las seis columnas y dos obeliscos son sin duda la imagen de la ciudad jordana.

Más urbanas y menos palaciega pero igual de intersante es la calle de las fachadas y sus más de 40 viviendas, que es lo que continua al tesoro del faraón. Además en esta zona podremos ver todo un altar de sacrificios.

55 dinares jordanos por dos días

El teatro, las tumbas reales, el decumanus y el Qasr al Bint son los últimos tramos de este viaje de ensueño.

El precio de la entrada en Petra es de 50 dinares jordanos (suele valer en torno a 1 euro el dinar jordano) por un día, 55 por dos. Además si vas con hijos no te preocupes si tienen menos de 15 años ya que podrán visitar el fantástico monumento de forma totalmente gratis.

Aparte de los monumentos Petra dispone de dos museos, uno arqueológico y otro nabateo. El primero se construyó en una cueva mientras que el segundo, que poco a poco va adquiriendo elementos del arqueológico, está basado también la cultura de los pueblos que vivieron en la Península Petrea.

En Petra solo podrás comer buffet

Cuando vayas de turismo a Petra no te olvides de que es una ciudad fantasma. Si bien está viva, es gracias al turismo ya que no dispone más que de hoteles y de oficina de turismo. Es de los pocos lugares de Jordania en lo que no podremos disfrutar más que de una comida estilo buffet, que se aleja de toda curiosidad gastronómica e internacional.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018