Excite

Un chiringuito cobra más de 300 euros por la comida a un turista en Formentera

  • @smoda - Twitter

Por todos es conocido que cuando viajamos al extranjero somos presa fácil para las estafas en la hostelería. Los que trabajan de relaciones públicas en las ciudades turísticas intentan engatusar sobre todo a los extranjeros para que entren en su restaurante e intentar cobrar grandes cantidades de dinero por una comida que no está a la altura del precio. Lo que le ha ocurrido a un hombre en Formentera es incluso más escandaloso. Y es que a este turista le han cobrado más de 300 euros por comer en un chiringuito de la isla.

Ignacio Villagordo es usuario de Twitter y amante de la buena gastronomía. En su cuenta se puede leer ahora que "nunca pensé que llegaría a pagar tanto por un San Pedro al horno y una ensalada". Este turista, que también es catador de vinos como aficionado, llevaba una semana de vacaciones en Formentera con su mujer cuando decidió acudir al chiringuito donde le cobraron un precio más que discutible.

Su tuit "Tourist trap. Sin palabras" dio pie a un debate en internet sobre el precio que se debe pagar en un chiringuito por comer. A Villagordo le cobraron 337,5 euros por un pescado fresco para compartir, una botella de vino blanco verdejo, pan con ali oli, una ensalada, una caña, un tinto de verano, un helado y dos cafés.

Solo el pescado le costó 221 euros, una botella de agua 8 euros, la ensalada, 19 euros, el pan y el ali oli 9 euros, el helado de la casa 7 euros, la caña 7 euros, el vino otros 7 euros, los cafés casi 10 euros entre los dos. Además, Villagordo asegura que el pescado que le sirvieron pesaba bastante menos de lo que decía su factura: "Cuando me llegó la cuenta tenía una doble sorpresa: primero, averiguar que el pescado que habíamos comido en teoría pesaba un kilo y medio, cuando parecía mucho más pequeño. Después, comprobar que el precio por kilo era de 153 euros sin IVA".

No obstante, Ignacio sabía a qué sitio iba a comer. Había visto los precios de los menús y los platos sueltos antes de sentarse, pero el coste del pescado no estaba en la carta porque varía según el mercado. Después de pagar la cuenta, decidió sacar una foto del ticket y compartirlo en Twitter.

FOTOGALERÍA: Imágenes de la preciosa isla de Formentera

Villagordo explica que no montó "ningún espectáculo, ni me quejé, tampoco buscaba repercusión con el tuit". Además, este turista argumenta que suele "tuitear sobre los sitios en los que come y en este sólo podía escribir lo que pensaba". Según continúa su tuit, el chiringuito de Formentera "'Juan y Andrea' es una trampa para turistas".

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017