Excite

Un polémico muro separa a ricos y pobres en Lima, Perú

Existe una construcción en Perú, que tiene tan poco de humano, que se ha llevado el calificativo de "muro de la vergüenza". Y es que se trata de un muro construido en Lima, cuya función es separar a los ricos de los pobres. Su longitud es de 10 kilómetros y separa a una de las urbanizaciones más ricas de la capital de una de las zonas más pobres.

    @teleSURtv - Twitter

El muro separa la clase rica de la pobre

Este muro, construido estrictamente para la separación de clases tiene partidarios y detractores. Mientras que en el lado acomodado lo ven totalmente necesario, en el otro no están muy de acuerdo. Elke McDonald, residente del lado rico asegura que "todo el mundo tiene derecho a cercar su propiedad privada para protegerla", y añade que "siempre ha habido una relación de vecinos con el otro lado, mi empleada y jardinero son de allá". En la zona rica, las casa pueden tener un valor superior a los cinco millones de dólares, y cuentan con una vista excepcional de toda Lima.

En el lado pobre existen pueblos jóvenes conocidos con nombres como 'invasiones' o 'villa miserias', y otros como Pamplona Alta, que ni siquiera tiene luz ni agua. En esta zona, una casa, siempre aguantada con plásticos y maderas, puede costar menos de 300 dólares. El contraste es impactante.

El muro comenzó a levantarse durante los años 80, "en la época del terrorismo y del avance de invasiones en el Perú", asegura McDonald. Las Casuarinas forma parte de la zona rica y según afirma este hombre residente de esta parte: "decidimos que era mejor delimitarla y financiamos una parte del muro. Es una realidad que en Perú tenemos que protegernos de las invasiones, no necesariamente de los vecinos".

Según cuenta el urbanista Pablo Vega Centeno, la mitad de las urbanizaciones en Lima nacieron a partir de invasiones y tráfico de terrenos. El experto asegura que dichas prácticas se convirtieron prácticamente en política de Estado y aún continúan.

FOTOGALERÍA: El muro de Berlín 25 años después de su caída

Por su parte, Sara Torres, residente de la zona pobre cree que el muro es injusto y lo argumenta diciendo que "si hay un acuerdo con los vecinos del otro lado, ya no creo que invadan su espacio", y añade que "creo que el muro ha sido construido para que no se mezcle una posición social alta con otra más baja".

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017