Excite

Un vuelo de Ryanair se tiene que desviar por un grupo de pasajeros borrachos

  • © Getty Images

Aterrizaje forzoso. No es la primera vez que una compañía tiene que cambiar sus planes y parar el vuelo. En esta ocasión le ha vuelto a pasar a Ryanair y fue, supuestamente, por los incidentes que estaban provocando un grupo de pasajeros borrachos. El avión, que viajaba desde la ciudad escocesa de Prestwick a Málaga, tuvo que ser desviado y aterrizar en Madrid.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes. Los agentes de la Guardia Civil tuvieron que entrar en el avión y arrestar al grupo de escoceses, que estaban causando molestias en pleno vuelo al resto del pasaje. Los agentes los desalojaron y la tripulación pudo continuar.

Según un testigo del vuelo, era un grupo de cuatro personas con signos evidentes de ebriedad. Los agentes de la Guardia Civil se llevaron también a otras dos personas porque habían entorpecido su actuación.

FOTOGALERÍA: Calendario Ryanair 2014: fotos de sus azafatas y personal de cabina en bikini y casi desnudas

Ryanair se ha tenido que enfrentar últimamente a situaciones parecidas. Y lo curioso es que el pasado mes de agosto también fue con un grupo de pasajeros de Prestwick que viajaba a Ibiza. En aquella ocasión los viajeros, también borrachos, comenzaron a gritar, saltar sobre los asientos y amenazar a la tripulación. La escena se ha convertido en una práctica habitual de las últimas temporadas en los vuelos procedentes del Reino Unido e Irlanda con destino a España.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017