Excite

La playa de Eype, en el Reino Unido, se vende a una libra

Cuando piensa en una playa, el alcalde medio imagina aglomeraciones, turismo, millones de beneficios y, en pocas palabras, un negocio redondo. Sin embargo, el alcalde de Dorset, una localidad en el sur del Reino Unido, no ve más que pérdidas en el horizonte. Y es que la playa de la localidad, conocida popularmente por el nombre de Eype Beach, es una auténtica bestia que esquilma mes a mes las arcas del ayuntamiento. No solo no reporta ningún tipo de beneficio, sino que los gastos de limpieza y mantenimiento suponen desembolsar una importante cifra de dinero precisamente en una época en la que hay que mirar el gasto con lupa.

La solución al problema, al final, ha resultado tan previsible como polémica. Se ha decidido sopesar la posibilidad de vender la playa, un paraje natural protegido por la UNESCO. Y dado que la playa no reporta ningún tipo de ingresos, ni tiene visos de hacerlo, dadas las limitaciones que impone su condición de Patrimonio de la Humanidad se ha optado por fijar un precio de venta simbólico: una libra. Un precio, no obstante, que puede llamar a engaño. El alcalde de Dorset advierte que el hipotético comprador de la playa tendrá que acabar desembolsando bastante más dinero, en concepto de tasas e impuestos.

El plan es reinvertir el dinero conseguido con la venta de Eype Beach para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de Dorset. No es el primer caso de privatizaciones en la zona. Con anterioridad, propiedades como Stratton House, Glyde Path House o parte de las zonas de aparcamiento de Trinity Street han sido vendidas por el ayuntamiento. El dinero recaudado con esas ventas se estima en más de 5 millones de libras.

Imagen: Treehouse 1977 en Flickr

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018