Excite

Vacaciones en velero por Cerdeña, playas vírgenes a un golpe de viento

Frente al turismo masificado de las grandes ciudades, cada vez hay más viajeros que prefieren disfrutar de entornos más naturales donde la huella del hombre no sea tan evidente. Unas vacaciones en velero por Cerdeña permiten conocer unas playas de extraordinaria belleza y casi vírgenes mientras se navega por las aguas mediterráneas.

Posibles escalas

Para llegar a esta isla italiana tendremos que coger un avión a Cagliari, Alghero u Olbia. Varios son los lugares que se pueden explorar en unas vacaciones en velero por Cerdeña.

Costa Esmeralda es una de estas zonas, aunque también es la más turística. Si algo caracteriza a este lugar del norte de Cerdeña es el lujo, con hoteles y restaurantes de alto nivel y punto de atraque de grandes yates. 55 kilómetros de extensión, donde Porto Cervo es la ciudad más importante. También cabe reseñar Palau, con una costa rocosa en la que se han formado algunas hermosas formas, como la Roca del Oso.

El archipiélago de La Magdalena, protegido como Parque Nacional, es otro lugar por el que pasar con nuestro velero. Islas vírgenes repletas de playas y calas de gran belleza, entre las que destaca la playa de arena rosada de Budelli. Santa María y Razzoli son otras dos islas deshabitadas donde disfrutar de la tranquilidad.

Otro lugar al que podemos dejarnos llevar por el viento es la “pequeña Turín”, como se llama al pueblo de Santa Teresa. Con sólo 5.000 habitantes, está rodeada de playas tranquilas como Capo Testa, Valle dell’Erica o Vignola, aunque la más transitada y popular es Rena Bianca.

Para los amantes de los deportes acuáticos, Porto Pollo es escala obligada. Windsurf, kitesurf o buceo son algunos de los deportes que han hecho popular a esta ciudad, que apuesta claramente por el turismo deportivo. Además, los acantilados de granito y las dunas de arena blanca forman un paisaje embriagador.

Precios del alquiler

Vivir unas vacaciones en velero por Cerdeña no sale especialmente caro. Desde 160 euros el día ya se puede alquilar un barco con dos camarotes, mientras que uno de 8 plazas costará entre 300 y 500 euros. Sin embargo, también los hay mucho más lujosos, que llegan a sobrepasar los 1.000 euros por sólo un día de alquiler.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018