Excite

Vacaciones verano 2011 todo incluído: la mejor manera de ahorrar

Cuando miramos las vacaciones de verano, nos planteamos cuanto nos va a costar el viaje hasta el destino, el alojamiento, que variará en relación al régimen en el que nos hospedemos. Contratar un alojamiento y desayuno nos sale más rentable, sí, pero tenemos que contar después con los gastos de comidas y cenas.

Para evitar llevarnos sustos y sorpresas desagradables, podemos planear nuestras vacaciones de otra manera. Existe la posiblidad de tener previstos todos los gastos, sin que se vaya un euro, desde el momento en que contratamos. Podemos pensar en contratar las vacaciones de verano de 2011 con todo incluído.

Es decir, que no tendremos que gastar nada más una vez contratemos, en lo que a alojamiento, servicios y comidas se refiere. Lo verdaderamente curioso es que con esta opción, la diferencia de precio tampoco es demasiado grande con otras opciones, en principio más económicas.

Hay que tener en cuenta que este tipo de ofertas no se encuentran en todos los hoteles. Son, principalmente, los grandes complejos vacacionales de costa los que tienen la capacidad de ofrecerlas. Grandes hoteles con restaurantes, bares y servicios capaces de satisfacer una demanda de relax y actividades sin salir del resort.

Se debe prever que este todo incluído no suele contar con las posibles excursiones y actividades fuera del hotel. Es decir, si optamos por este tipo de paquete de vacaciones y vamos a un destino en el que tendremos la posibilidad de contratar excursiones o visitar otros lugares cercanos, las comidas y consumiciones, así como la propia excursión se tendrán que pagar a parte.

Teniendo en cuenta todas estas cosas, y con todo el viaje bien planificado, podemos disfrutar de unas vacaciones bastante económicas, aunque paguemos desde casa un poco más de lo que teníamos previsto. Al volver, las cuentas salen a nuestro favor.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019