Excite

Vacunas para viajes internacionales: cólera, tétanos, hepatitis...

Existen una serie de enfermedades que se pueden contraer fácilmente en determinados países del extranjero. Las denominadas vacunas internacionales conforman el mejor sistema de prevención para estas enfermedades. Existen varias vacunas de interés para viajes internacionales según el Ministerio de Sanidad. Entre ellas se encuentran fiebres tifoideas, hepatitis o el cólera.

La mejor prevención de enfermedades del mundo: la vacuna

Estas vacunas internacionales que se aplican en el Centro de Vacunación Internacional son para el cólera, la encefalitis centro europea, la encefalitis japonesa, la enfermedad meningocócica, las fiebres amarilla y tifoidea, hepatitis A y B y el tétanos-difteria.

Cólera

Esta enfermedad consistente en fuertes diarreas y vómitos puede ocasionar la muerte por deshidratación en sus altos niveles de afección. Se da en países pobres con carencia de agua de bebida controlada, mal saneamiento o países afectados por guerra. La vacuna para prevenirla deberá aplicarse solo a los viajeros con alto riesgo de padecerla por ser sanitarios o personal de ayuda humanitaria en zonas endémicas y en estrecho contacto con la población.

Encefalitis Centro Europea

Es una enfermedad producida por un virus que afecta al sistema nervioso central. Los síntomas son similares a los de la gripe, pudiendo evolucionar a parálisis, y en ocasiones dejar secuelas permanentes o dar lugar a la muerte. Se adquiere a través de la picadura de garrapatas infectadas y no es contagiosa.

La enfermedad esta presente, sobre todo en verano y en las zonas rurales y bosques de Europa, especialmente en Alemania, Austria, Bielorrusia, Eslovaquia, Estados Bálticos, Federación Rusa, Hungría, Polonia, República Checa, Suiza y Ucrania. Debe aplicarse la vacuna a los viajeros que caminen o acampen en zonas infestadas entre primavera y principios del otoño.

Encefalitis Japonesa

Es una enfermedad vírica que se adquiere por la picadura de mosquitos infectados. En sus casos de mayor gravedad puede dejar secuelas neurológicas graves. Se da en algunos países asiáticos y de manera ocasional, en el norte de Australia, sobre todo en zonas de arrozales y de explotaciones porcinas. El riesgo es más alto durante el monzón.

Deben vacunarse los viajeros que se dirijan a zonas endémicas, en estancias con gran exposición al aire libre en zonas rurales y agrícolas y durante la temporada de transmisión independientemente de la duración de su estancia. Los profesionales que por motivos de trabajo tengan que frecuentar zonas infectadas deberán vacunarse. No será necesario vacunarse en estancias cortas en zonas urbanas.

Enfermedad Meningocócica

Este enfermedad que se transmite por contagio y puede ser mortal suele tener un riesgo bajo para los viajeros internacionales, pero en los casos en los que se viaja a zonas muy endémicas o sitios masificados aumenta el riesgo.

La vacuna deberá ponérsela toda persona que se dirija a zonas donde hay brotes de meningitis y vaya a tener un contacto estrecho con la población, sobre todo en los países de la zona subsahariana en la época seca. La vacunación contra la enfermedad meningocócica es exigida por Arabia Saudí a todos los peregrinos que visitan la Meca para la Umra y elHajj.

Fiebre Amarilla

Esta enfermedad de gravedad variable se adquiere por la picadura de mosquitos infectados que pican durante las horas del día. El riesgo de padecerla existe en algunas áreas tropicales de África. También en centro y sur de América en zonas endémica. Las zonas de jungla y bosque son de mayor riesgo. Deben vacunarse los viajeros que se dirijan a zonas endémicas, y todos los que se desplacen a países que exijan el Certificado Internacional de Vacunación como requisito de entrada.

Fiebre Tifoidea

Aunque esta enfermedad se puede adquirir en cualquier lugar del mundo, el riesgo para los viajeros internacionales es bajo, excepto en zonas del norte y oeste de África, India, Sur de Asia, algunos países de América del Sur y en aquellos lugares donde existan microorganismos resistentes a antibióticos.

Estos lugares presentan mayor riesgo por el mal higiene dado en el trato a los alimentos, falta de calidad del agua y de control de eliminación de aguas residuales. Los viajeros que se dirijan a estas zonas endémicas de alto riesgo pueden vacunarse por modo oral o inyectable.

Hepatitis A

Esta enfermedad cuanto mayor se padece, mayor es su gravedad. Se adquiere a través de personas infectadas, por consumo de agua o alimentos infectados.

Deben vacunarse todos los niños y adultos jóvenes de países industrializados que no han pasado la enfermedad ni se han vacunado con anterioridad que se dirijan a zonas muy endémicas, donde existen deficientes controles de higiene, saneamiento y control del agua potable.

Hepatitis B

Es una enfermedad que puede cursar con diferente gravedad, llegando a poder causar la muerte o hacerse crónica causando cirrosis y/o cáncer hepático. Puede contraerse en todo el mundo, ya que la hepatitis B se transmite por contagio. Es de vital importancia vacunarse si se dirige a zonas muy endémicas y no se ha padecido la enfermedad.

Tétanos-difteria

La última de las vacunas internacionales importantes es la del tétanos-difteria. El tétanos provoca espasmos musculares que si no son tratados urgentemente pueden causar la muerte. La difteria es una enfermedad que puede obstruir las vías respiratorias causando el fallecimiento de quien la padece.

Por suerte, existe una vacuna combinada para combatir estas enfermedades que se pueden contraer en cualquier parte del mundo, por lo que deben de vacunarse todos los viajeros. Además, se revisará el estado de la vacunación del que viaja para completar la pauta en caso de no estar completa. También se realizará una valoración individual de cada caso en base al estado de la vacunación, el tipo de actividad en el viaje y si existe acceso a atención médica en la zona de destino.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017