Excite

Esquiar a 4 mil metros en el valle Jungfrau

Hay poco que hacer en invierno en el valle de Jungfrau que no signifique colgarse los esquí. Este dramático y vertiginoso valle del cantón de Berna, la capital de Suiza, se puede considerar el corazón de los Alpes y está cubierto casi perpetuamente de nieve y si no de manera perpetua, casi seguro desde noviembre hasta mayo.

El Jungfrau que significa en alemán 'joven doncella' es el pico más alto del macizo montañoso que recibe el mismo nombre. Se situa a más de 4.000 metros de altura y supone uno de los destinos de esquí más altos del Viejo Continente.

Evidentemente el valle Jungfrau no es apto para las personas que sufren de vértigo ni tampoco para los amantes de la práctica del esquí con un alto nivel de conocimiento.

Si sabes esquiar bien y no tienes miedo a las alturas entonces el Valle Jungfrau te ofrece una de las mejores calidades de nieve de Europa, en una de las zonas de montaña más espectaculares.

Al sur del Jungfrau además se encuentra el Gran Glaciar Aletsch que se extiende 24 kilómetros, abarcando un área total de 118 kilómetros cuadrados, lo que lo convierte en el más grande de Suiza, de los Alpes y de toda Europa. Esto supone un atractivo añadido para los esquiadores, especialmente para los amantes del esquí de fondo.

Imagen: andreas_fischler en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018