Excite

Via crucis de Roma: Historia y curiosidades

El Vía Crucis, que significa camino de la cruz, es una celebración de origen religiosa que se celebra el Viernes Santo de cada año y que consiste en completar un camino con catorce estaciones representadas por imágenes de Jesús en busca de la limpieza de corazón cristiana. De todos los que hay en el mundo, sin duda, el Vía Crucis de Roma es el más reconocido.

Un camino de meditación y fé

Es probablemente el acontecimiento más esperado cada año en Roma. El Vía Crucis de Roma congrega cada Viernes Santo a millones de personas todos los años en la capital de Italia para hacer el camino que une el Coliseo Romano hasta el Templo de Venus.

Durante este camino hay catorce estaciones representadas con las imágenes de Jesús de Nazaret que van representando los momentos dramáticos de su vida, desde que es condenado a morir en la cruz hasta que fallece por la salvación de los cristianos.

Cada año una persona o grupo de personas es designada para escribir los textos de la meditación que se leerán durante las distintas estaciones.

Nacimiento en Jerusalén

Esta pasión por el Vía Crucis surgió en Jerusalén. Cada año más personas recordaban el momento del camino de Jesús con la cruz y rezaban por cada uno de los lugares en los que había sufrido en su trayecto.

Se reconoce que fueron los monjes Franciscanos, guardianes de la Tierra Santa, los primeros en establecer el Vía Crucis.

Intento de una decimoquinta estación

En 1991 el Papa Juan Pablo I hizo una modificación en las catorce estaciones y añadió una nueva. El objetivo era introducir las revelaciones del Nuevo Testamento, y no basarse sólo en el camino hacia la crucifixión. Sin embargo, este Vía Crucis no caló en la gente y no logró sustituir a aquel.

Indulgencia por realizar el Via Crucis

Según la tradición de la Iglesia Católica la realización del Vía Crucis de Roma concede la indulgencia plenaria a todos aquellos fieles que lo realizan deteniéndose para meditar en cada una de las catorce estaciones. Si las personas no pueden trasladarse físicamente, se puede conseguir la indulgencia con treinta minutos de lectura y meditación sobre la Pasión y muerte de Jesucristo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017