Excite

Viajes a Melilla: descubre el poder del mestizaje

Desde España, los viajes a Melilla son una propuesta muy popular mientras que desde otros sitios de Europa, la opción resulta un poco más exótica. De todos modos, para la gran mayoría de los viajeros, Melilla acaba siendo siempre una experiencia marcada por el exotismo y las sorpresas. El enclave español reúne la magia de dos continentes muy diferentes: por un lado el misterio vivo de África y, por otro, la historia y el legado cultural de Europa.

Sin duda, para sorpresa de muchos, Melilla es una ciudad muy ecléctica, donde se enfrenta lo nuevo y lo viejo. Con una antiguedad de 500 años, combina la sólida arquitectura de su antigua Ciudadela construida entre los siglos XVI y XIX, con obras de arquitectura modernista floral de belleza singular como la Casa Tortosa, La Reconquista y la Casa Melul.

A su vez, la presencia del mar hace de Melilla un destino favorito para aquellos que buscan disfrutar de la playa o realizar actividades al aire libre o deportes náuticos. A pocos kilómetros del centro de la ciudad, en Kelaya, una de las propuestas más placenteras es visitar las calas que se extienden a lo largo del litoral mediterráneo. Entre las más visitadas en cualquier viaje a Melilla destacan: Tramontana, Puntanegri y Charranen. Son sitios ideales para los aficionados a la pesca o los amantes de las actividades subacuáticas como el buceo.

Por último, vale la pena destacar que para muchos turistas los viajes a Melilla son una experiencia de fuerte mestizaje y contraste cultural. En la ciudad conviven cristianos, musulmanes, hebreos e hindúes. Este mezcla se hace evidente no solo en la arquitectura, sino también, en otras propuestas culturales como ser la gastronomía.

Imagen: "Naru", en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017