Excite

Viajes al desierto florido, una de las maravillas de la naturaleza

En pleno desierto de Atacama, en Chile, se puede asistir a un espectáculo floral increíble. Los viajes al desierto florido suponen una auténtica experiencia en contacto con la naturaleza. Conocido por ser una zona árida y seca, la extensión de terreno que abarca se convierte, durante unos meses, en un campo de flores en donde el color inunda el paisaje.

Espectáculo natural

La lluvia es el principal protagonista en el desierto florido. Tal y como su nombre indica, las zonas bañadas por las lluvias entre los meses de septiembre y noviembre hacen aflorar más de 200 especies autóctonas del propio desierto de Atacama, más concretamente desde la ciudad de Vallenar hasta la de Copiapó. En este sentido, la extensión de terreno que puede ser visitada abarca tanto la zona interior como la litoral, y en cada una de ellas se podrán contemplar diferentes especies florales.

Este hecho está relacionado con el Fenómeno del Niño, un cambio climático que provoca el calentamiento de las aguas marítimas que rodean al país y, en consecuencia, el aumento de las precipitaciones. Así, las miles de semillas y bulbos que permanecen enterrados durante todo el año se transforman en un manto de flores que cubren todo el paisaje. Si se desea ver este espectáculo de la naturaleza en su máximo esplendor, se recomienda que los viajes al desierto florido se realicen durante septiembre y octubre, cuando todas las especies ven la luz, ya que en los meses posteriores la vida floral comienza a decaer.

Existen diferentes modos de llegar al desierto florido, pero uno de los más recomendables es la contratación de excursiones, en donde el guía será un experto que ofrezca todo tipo de información relevante sobre las zonas que se visiten. Éstas parten desde los pueblos que rodean el desierto florido, como Caldera y Santiago. Algunas de estas excursiones son de un solo día, pero también existe la opción de contratar un paquete de visitas que dure más días y con los que vivir durante más tiempo esta experiencia.

Los precios de éstas varían en función de la duración del tipo de excursión de escogida. Así, para una visita de tres días el coste puede oscilar en torno a los 100 dólares (80 euros, aproximadamente), y para una excursión de cinco días el precio puede alcanzar los 300 dólares (240 euros, aproximadamente). Además, las agencias que organizan las salidas ofrecen en sus paquetes una oferta completa que abarca tanto las comidas como el hospedaje en los hoteles de paso.

Por último, si se desea pasar una jornada entera rodeado de flores, en toda esta extensión se han construido restaurantes que permiten degustar la gastronomía de la zona en un paraje incomparable.

Respeto al medio ambiente

Los viajes al desierto florido son una oportunidad única para descubrir uno de los paisajes más singulares que existen en el mundo. Sin embargo, son muchas las especies que únicamente florecen el desierto florido por lo que, tanto por esta exclusividad como por su belleza, algunas de ellas han sido declaradas en peligro de extinción. Por esta razón, las autoridades chilenas advierten de las consecuencias que puede acarrear arrancar las flores o no tratarlas como un elemento más de la naturaleza.

Así, todos aquellos que realicen viajes al desierto florido no sólo podrán tener el privilegio de asistir a este espectáculo mágico en el que es considerado el desierto más árido del mundo, sino que además deberán concienciarse para que se pueda perpetuar durante muchos años y no se rompa un ciclo vital de suma importancia para toda la región.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018