Excite

Viajes al desierto de Marruecos, experiencias únicas

Marruecos es uno de los países más visitados de la zona norte de África. El encanto de sus habitantes, junto al gran contraste cultural que ofrece al turismo, hace de él un gran destino por descubrir. Además de sus grandes ciudades como Tánger, Casa Blanca o Marrakech, en donde zocos, mezquitas y museos acaparan la mayor parte de las visitas, Marruecos tiene uno de los desiertos más espectaculares. Es por ello por lo que los viajes al desierto de Marruecos deben ser contemplados como una parada obligada en la visita al país.

Actividades increíbles en el desierto marroquí

La zona desértica de Marruecos no es otra que la del desierto del Sáhara. Éste es el más grande del mundo, con una superficie que supera los 9 millones de kilómetros cuadrados. Marruecos es uno de los países que abarca y uno de los principales puntos de entrada al mismo. Se pueden encontrar dos zonas principales, las cuales reciben el mayor tráfico turístico, en el desierto marroquí. Éstas guiarán casi todas las rutas en la que es la parte más árida del país.

En primer lugar se encuentra el desierto de Merzuga, cuyas dunas, que llegan a superar los 150 metros de altura, ofrecen un paisaje espectacular. Por otro lado, el desierto de Zagora es mucho más abrupto y árido. Éste último se encuentra más próximo a Marrakech, ciudad desde la que parten la mayoría de los tours con destino al desierto. Sin embargo, y si se tiene tiempo, se recomienda visitar las dunas de Merzuga.

En ambas zonas se pueden llevar a cabo multitud de actividades. Una de las más solicitadas es el paseo a lomos de un camello, una experiencia inolvidable si además se lleva a cabo justo en el momento del atardecer. Contemplar la puesta del sol sobre la arena no tiene, sin duda, desperdicio. Los más atrevidos pueden optar por continuar esta experiencia pasando la noche en una jaima en medio del desierto. Cenas y espectáculos autóctonos a la luz de las estrellas son el principal atractivo de esta actividad.

Durante el día también pueden realizarse otras actividades. De entre ellas, la más destacada es el tour en todoterreno o en quad por las dunas. Un chute de adrenalina en todos los sentidos que sacarán el lado más aventurero de quienes se decidan por ello. Y para relajar el cuerpo del cansancio del viaje lo mejor es pasar una jornada en alguno de los hoteles de la zona, de gran calidad y con grandes piscinas en donde poder refrescarse de las cálidas y elevadas temperaturas saharianas.

Con todo ello, los viajes al desierto de Marruecos, además de ser completamente personalizables, son una ocasión perfecta para conocer de primera mano la vida beréber de sus pueblos nómadas, el choque cultural con los países occidentales y, sobre todo, para descubrir una realidad que sin duda sorprenderá hasta al más escéptico.

Un país por descubrir

El área del desierto del Sáhara que comprende Marruecos es una de las más valoradas a nivel turístico. Sin embargo, los viajes al desierto de Marruecos no son el único atractivo que posee el país. El camino a esta zona es una ocasión excepcional para ahondar en la cultura marroquí y descubrir muchos de los secretos que guarda.

Las grandes extensiones de los oasis del valle del Draa, las increíbles instantáneas que ofrece el recorrido por el Atlas o la ruta de las kashbahs que pasa por el pueblo de Ouarzazate, las gargantas del Todra y del Dades, son algunas de las espectacularidades que Marruecos tiene para ofrecer a todos sus turistas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018